Demandan a los supermercados Albertsons por no permitir a empleados latinos hablar en español

Los trabjadores eran regañados por hablar en español, incluso cuando se dirigían a clientes en este idioma

No permitir a sus empleados latinos hablar en español es una violación a la ley y por eso la Comisión para la Igualdad de Oportunidades Laborales de Estados Unidos (EEOC) está demando a la cadena de supermercados Albertsons en San Diego.

Según la querella, empezando a finales de 2012, la empresa prohibió a sus trabajadores hispanos que hablaran en español alrededor de personas que no hablan esta lengua, incluyendo cuando estuvieran dirigiéndose a clientes de esta etnia o durante sus horas de descanso.

La EEOC alega que los gerentes regañaron a los empleados latinos públicamente cuando los “cachaban” hablando en español. Además, indica que no esto no se corrigió, a pesar de numerosas quejas de los trabajadores, lo que forzó a muchos de ellos a transferirse a otras tiendas.

En la querella, EEOC exige compensación por daños monetarios para los empleados afectados incluidos en la demanda colectiva, así como cambios para “prevenir y corregir la discriminación en el futuro”.

“Los empleados deben conocer las consecuencias de ciertas políticas sobre idioma”, dijo Anna Park, abogada regional para la Oficina de EEOC en Los Ángeles, que cubre el condado de San Diego. “Censurar un idioma en particular es a menudo sinónimo de censurar un origen nacional en particular, que es ilegal y sumamente destructivo para la moral y productividad de un lugar de trabajo”.

Por su parte, Christopher Green, director de la Oficina de EEOC en San Diego, agregó que es “extremadamente importante que los trabajadores se sientan seguros al reportar acoso. Es igual de importante que los empleadores se aseguren que el acoso sea investigado y corregido apropiadamente”.