Gaby Pacheco: “Llevo a México en el corazón”

Pacheco recibió el premio "Ohtli", el mayor galardón que otorga México a extranjeros que defienden a los latinos en EEUU
Gaby Pacheco: “Llevo a México en el corazón”
La activista Gaby Pacheco y el líder cívico, Héctor Sánchez Barba, recibieron el premio "Ohtli" en Washington. Foto: Embajada de México/Sergio Ochoa

WASHINGTON— Veterana de la lucha por los “Dreamers”, la activista Gaby Pacheco afirmó este viernes que es un honor recibir el premio “Ohtli” del gobierno mexicano porque lleva a México “en el corazón”, y aseguró que continuará su resistencia contra políticas anti-inmigrantes.

María Gabriela “Gaby” Pacheco, de origen ecuatoriano, recibió hoy el premio “Ohtli” en el Instituto Cultural Mexicano en Washington, el galardón que México concede a mexicanos y extranjeros que luchan por el avance de los latinos en EEUU.

“Llevo a México en el corazón, no es difícil sentirse mexicana en el corazón cuando la comunidad mexicana ha influido de forma tan positiva en la cultura mundial”, dijo Pacheco en entrevista con este diario poco antes de recibir el galardón.

“Este reconocimiento significa muchísimo para mí. Siento que siempre he pertenecido a esta comunidad, y esta comunidad me responde dándome la bienvenida”, afirmó.

Pacheco siente una conexión especial con México y su cultura y, al hacer memoria, destaca el rito de su familia de ver juntos el programa televisivo “Siempre en Domingo” y otros programas de Univisión; su abuelo es devoto de la Virgen de Guadalupe, y una amiga le enseñó la canción “Como la flor”, de Selena.

“Estar conectada a México para mí significó conectarme con mi familia. Y como activista, estar conectada a México me ayudó a conectarme a mi comunidad”, observó Pacheco, de 33 años.

Pacheco, quien obtuvo la “tarjeta verde” el año pasado después de varios años como “Dreamer”, fue una de las principales líderes del movimiento que presionó al entonces presidente Barack Obama a que implementara el programa de “acción diferida” (DACA) en agosto de 2012.

No fue nada fácil, recordó Pacheco, quien lideró junto a otras activistas del grupo “United We Dream” una extensa campaña de marchas, protestas, actos de desobediencia civil y plantones en el Congreso.

Pacheco emigró con su familia en 1993 desde Guayaquil a los ocho años de edad,  y vivió en carne propia las vicisitudes de estar “sin papeles”, lo que dio fuerza a su labor de acompañamiento con la comunidad indocumentada.

En uno de los momentos más emblemáticos de la lucha por el “Dream Act”, Pacheco y otros tres jóvenes indocumentados del sur de Florida iniciaron el 1 de enero de 2010 la ““Caminata por un Sueño”, que recorrió 1,500 millas a  lo largo de la costa Este durante cuatro meses, desde Miami hasta la capital estadounidense.

Pacheco conoce cada recoveco del Capitolio porque allí participó en numerosas protestas y ruedas de prensa para abogar por la aprobación del “Dream Act”, una tarea que sigue inconclusa.

En abril de 2013, Pacheco fue la primera joven indocumentada en ofrecer testimonio ante un comité del Senado sobre la urgencia de reformar el maltrecho sistema de inmigración.

Entre sus muchos logros, Pacheco obtuvo una licenciatura en Educación del “Miami Dame College”,  y ahora dirige un programa de desarrollo con la organización “TheDream.US”, que ofrece becas universitarias a Dreamers de bajos recursos.  En el ciclo escolar en curso, el grupo ha dado becas a 3,000 jóvenes indocumentados.

Pacheco reconoce que la lucha es larga  -el primer “Dream Act” se presentó en el Congreso hace 17 años y sigue sin resolución-, pero se congratula de que en las próximas semanas, 400 jóvenes desfilarán y recibirán su diploma, y otros 1,200 iniciarán su carrera universitaria en otoño próximo gracias a esas becas.

“Miles de jóvenes han alcanzado sus sueños pese a las políticas estrictas y xenofóbicas que hemos visto de esta Administración y otros gobiernos”, señaló.

“Trump y el Congreso harán lo que quieran pero nuestra comunidad es resistente, y seguiremos marchando hacia delante a nivel local. Ya estamos haciendo una diferencia en California, Connecticut, Nueva Jersey”, puntualizó Pacheco.

Además de Pacheco, el gobierno mexicano otorgó el premio “Ohtli” a Héctor Sánchez Barba, presidente emérito de la Agenda Nacional de Liderazgo Hispano (NHLA) y director ejecutivo del “Labor Council for Latin American Advancement” (LCLAA). En paralelo, el consulado mexicano en Salt Lake City (Utah), se lo entregó al mexicoamericano Mickey Ibarra, quien dirigió la Oficina de Asuntos Intergubernamentales de la Casa Blanca durante la Administración Clinton (1993-2001)

El gobierno mexicano otorga el galardón desde 1996 a figuras de la sociedad civil en EEUU, entre mexicanos, mexicoamericanos y “amigos de México” que contribuyen al “empoderamiento de la comunidad latina”.

Entre los galardonados en el pasado figuran Hilda Solís, secretario de Trabajo durante la Administración Obama; Arturo Vargas, presidente de NALEO; Arturo Rodríguez, presidente del sindicato de campesinos “UFW”; Janet Murguía, presidenta del Concejo Nacional de La Raza, y el actor Edward James Olmos.