Acampar, una tendencia popular entre las familias latinas

Nuevo reporte revela el gusto de las familias hispanas por esta forma de vacacionar

Acampar, una tendencia popular entre las familias latinas
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.
Foto: Cortesía KOA

Para hacer algo completamente distinto a la rutina diaria familiar. Ésta es una de las razones principales por la que las familias latinas de Estados Unidos y Canadá están más que nunca haciendo suyo el estilo de acampar para vacacionar.

Así lo asegura Lorraine Ladish, representante de Kampgrounds of America (KOA), un sistema de campamentos privados que posee cerca de 500 ubicaciones en Estados Unidos y Canadá (por lo que es considerado como uno de los más grandes del mundo) y que acaba de publicar los resultados de su North American Camping Report 2018, que revela nuevos datos sobre la industria de acampar y las tendencias de los latinos.

El nuevo reporte muestra los siguientes datos de los latinos frente a esta actividad recreacional:

  • Casi tres de cada 10 latinos son nuevos campistas.
  • Los latinos que acampan esperan hacerlo más que nunca en el año 2018 (44%).
  • Siete de cada 10 familias latinas en Estados Unidos probaron el año pasado nuevas formas de acampar, como por ejemplo usando casas rodantes (RVs) y carpas.
  • Los latinos acampan para relajarse y compartir con familiares y amigos.
  • Los latinos tienden a quedarse en un sitio de acampar por más de una noche que cualquier otro grupo poblacional.
  • Los campistas latinos viajan más frecuentemente con varias generaciones  (padres, hermanos y otros integrantes de su familia directa).
  • Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet que les permiten extender sus viajes planeados de días de camping manteniéndose conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.
  • Las familias latinas usualmente acampan para relajarse y pasar tiempo con su familia y amigos. De hecho, casi la mitad de los campistas latinos heredaron el deseo de acampar de sus familias.
  • Los campistas latinos prefieren lugares con actividades “aptas para los niños” y baños limpios al escoger el área donde van a acampar.
  • En los últimos tres años, los latinos están prefiriendo acampar en casas rodantes y cabañas en lugar de tiendas de campañas.
  • Más de la mitad de los campistas latinos dicen tener conocimiento de las diferentes maneras de acampar y se sienten atraídos y dispuestos a probar las opciones de alojamiento no tradicionales, como lo son las yurtas (una tienda de campaña circular que consiste en un marco de postes cubiertos con fieltro o pieles, utilizado por los nómadas de Este y de Asia Central y Mongolia), tipis (carpa cónica portátil hecha de pieles, tela o lona en un marco de postes, utilizada por los indígenas americanos) y casas en los árboles que se pueden encontrar en algunos campamentos de KOA.
  • Los latinos prefieren principalmente áreas boscosas y montañosas para acampar. Es menos probable que escojan áreas con cañones o desiertos.
Las familias latinas usualmente acampan para relajarse y pasar tiempo con su familia y amigos./Cortesía KOA

Ladish asegura que esta actividad recreacional fortalece la conexión familiar.

“Acampar ha permitido, por ejemplo, que mi esposo y yo volvamos a establecer una conexión con nuestros hijos. Es fácil dejarse atrapar por las actividades diarias y olvidar enfocarnos los unos en los otros. Cada vez que acampamos fortalecemos nuestra relación participando en actividades nuevas y explorando en familia”, resalta la entrevistada.

Medidas de seguridad al acampar

Y para gozar al máximo de esa conexión familiar en los días recreaciones de camping, Ladish recomienda seguir las siguientes medidas de seguridad:

  • Empacar y guardar la comida en un lugar seguro. Dejar la comida en las mesas de picnic o en algún lugar que no sea seguro puede aumentar la probabilidad de atraer a la vida silvestre. La comida debe empacarse en recipientes a prueba de agua y guardarse en una hielera con aislamiento.
  • Cuidar que las hogueras estén por lo menos a 15 pies de la tienda de campaña, arbustos y árboles. Para prevenir los incendios, las hogueras deben hacerse en pequeño y dentro de las áreas asignadas, y nunca dejarlas desatendidas. También se debe tener un cubo de agua cerca y apagar la hoguera antes de irse a dormir o salir del campamento.
  • Protegerse de mosquitos, garrapatas y otros insectos. Para esto se debe usar un repelente de insectos que no se disuelva fácilmente en agua, usar camisas y pantalones de manga larga y revisar a diario la piel de todos los integrantes de la familia para cerciorarse de no tener garrapatas.
  • Cuidarse la piel del sol, incluso en los días nublados. Al mediodía los rayos del sol son más fuertes, por lo que deben optar por áreas en la sombra y usar sombrero y lentes de sol para protegerse de los rayos UV. También se recomienda que usen un protector solar de amplio espectro para la piel y los labios de un SPF de por lo menos 15.
  • Beber agua con frecuencia. Cuando se acampa hay que tomar mucha agua para evitar deshidratarse.  Y se recomienda tener un kit de emergencia con una provisión de agua embotellada para por lo menos tres a cinco días.
  • Y a la hora de empacar, todo dependerá de dónde se va a acampar, en qué época del año se estará acampando y en qué actividades se desea participar dentro del campamento. Sin embargo, Ladish resalta que los siguientes artículos son los ideales y básicos para cualquier tipo de campamento: bolsa de dormir, mochila, interna o faro, agua, cepillo de dientes y pasta dental, calzado cómodo, papel higiénico, cuchillo pequeño, botiquín, encendedor o cerillos, comida y utensilios de cocina.