El universo es el límite para este estudiante latino

Ryan López, hijo de un inmigrante refugiado de la guerra civil de El Salvador, conquista sus sueños en USC
El universo es el límite para este estudiante latino
La abuelita de Ryan López lo abraza emocionada./ Foto: Jorge Luis Macías.

Una licenciatura en Nanociencia Química, obtenida por Ryan López —hijo de un refugiado de la guerra civil en El Salvador (1980-1992)— es el primer paso en su objetivo de investigar sobre las estrellas y el universo, aunque también pretende regresar al Sur de Los Ángeles para impartir clases los vecinos de bajos recursos.

“Quizás los niños de mi barrio puedan verse reflejados en mí. Soy un graduado de primera generación y quiero asegurarme de que las oportunidades que he tenido también estén disponibles para la próxima generación”, dijo el joven, quien festejó ayer su graduación en la Universidad del Sur de California (USC), junto a su padre Julio, su abuelita Martha Hilda López, su tía Kenia, primas y amigos.

Radiante de felicidad, Ryan, de 22 años desfiló junto a miles de graduados en maestrías y licenciaturas en los departamentos de Matemáticas, Ciencias de la Tierra, Física y Astronomía, Química, Ciencias del Medio ambiente, Neurociencias, Biología Humana y Ciencias Biológicas.

Nacido y criado en el Sur de Los Ángeles, cerca de la intersección de la calle Vermont y 39th., la pobreza y la violencia asociados a las pandillas fue el ambiente donde se desarrolló Ryan.

El joven, de 22 años, rodeado de su familia en em campus de USC. / Foto: Jorge Luis Macías.

“Mi nieto es un tesoro para mí”, dijo la abuela Martha. “Es un muchacho único que se ha sabido ganar el respeto de todos los que le rodean”.

La mujer, de 72 años, quien es originaria de San Juan Opico, Departamento de La Libertad, en El Salvador, emigró a Estados Unidos en 1979 y pocos años después trajo a su hijo Julio, quien estudiaba para ser licenciado.

“La guerra [civil] estaba dura allá y con muchos esfuerzos me lo traje a él y a mi hija Kenia”, narró. “No quería que les pasara nada malo”.
En efecto, Julio, el padre de Ryan abandonó sus estudios a los 25 años y llegó a este país en 1989.

“Todos culpaban a los universitarios de la guerra y yo tuve que decidir entre terminar mi carrera o que pudiera perder la vida”, recordó Julio, un operador de autobuses en la ciudad de Montebello. “Había que salir de El Salvador”.

Ryan López
contó para News USC que cuando tenía 7 años recolectaba botellas de plástico y aluminio para ayudar a su familia.

Excelente rendimiento

Después de haberse graduado con un promedio académico de 4.13 en la preparatoria Alliance Gertz Ressler High School, la mirada de Ryan estaba en las estrellas y en USC.

Mientras asistía a la preparatoria, a una milla de distancia de la universidad, el joven se convirtió en cadete del Departamento de Seguridad Pública de la USC. Luego se convirtió en el primer cadete en la historia de 30 años del programa en ser admitido en la prestigiosa universidad.

En la actualidad es el principal tutor académico del programa que comenzó en 1984, y hoy asesora a jóvenes de entre 13 y 20 años acerca de la universidad, la policía y las ciencias, en particular la química.

“Siempre he tenido curiosidad en conocer de qué está hecho el mundo y qué propiedades tienen las cosas”, afirmo Ryan sobre su pasión por la química.

Ahora, Ryan se dirige a estudiar las reacciones químicas en el espacio y desea hacerlo en la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA).

En torno al programa, señaló que ayuda a otros estudiantes a inscribirse en cursos universitarios mientras todavía están en la preparatoria.

“Estoy ayudando a la próxima generación de estudiantes latinos de primera generación de la USC a estar mejor preparados que yo para tener éxito en un entorno académico”, afirmó.

Ryan (d) junto a su padre Julio López tras la ceremonia. / Foto: Jorge Luis Macías,

“Mi objetivo es contribuir a la química y a demostrar que los latinos sí pueden obtener grandes logros en las ciencias”.

John Thomas, jefe del Departamento de Seguridad Pública de la USC, dijo que él, al igual que Ryan es un producto del Sur Los Ángeles y, a pesar de los retos de crecer en una comunidad tan desafiante, la determinación y pasión de Ryan para marcar la diferencia lo motiva cada día a convertirse en alguien mejor en USC.

“Lo más importante es cómo se esfuerza por ser una mejor persona”, valoró Thomas. “En su trabajo con el Programa de Cadetes Juveniles de nuestro departamento, Ryan es compasivo y empuja a otros jóvenes de la comunidad para sobresalir académicamente y prepararse para aprovechar los recursos que les ayuden a alcanzar sus metas”.

Oprah Winfrey destaca la urgencia de votar

En su discurso frente a miles de graduados y, en particular ante los de la Escuela Annenberg de Comunicación y Periodismo, la estrella de televisión Oprah Winfrey no solo hizo un llamado a las nuevas generaciones para que armen “un ejército de buscadores de la verdad”, sino que mantengan una posición firme ante quienes ahora menosprecian las noticias.

“Todos ustedes son quienes mantendrán a esas personas bajo control”, declaró en alusión indirecta a al presidente Donald Trump.

Winfrey destacó durante la 135 ceremonia anual de graduación en USC que el mayor poder e impacto que pueden ejercer todos los recién graduados llegará en las próximas elecciones.

“Vote”, repitió tres veces. “Presten atención a lo que dicen las personas que los representan y dicen en su nombre. Si no lo han hecho bien o si sus políticas están en desacuerdo con sus creencias fundamentales, entonces ustedes tienen la responsabilidad de enviarlos a que empaquen sus maletas”.

Oprah Winfrey no ha descartado de forma definitiva si se postulará como candidata a la nominación demócrata para las elecciones presidenciales del 2020.

?>