Joven sacada de Metro en altercado con la policía de Los Ángeles es absuelta de cargos

El incidente captado en video provocó fuertes críticas hacia el LAPD
Joven sacada de Metro en altercado con la policía de Los Ángeles es absuelta de cargos
El agente jala a Bethany Nava, residente de North Hollywwod.
Foto: captura de pantalla / Brock Bryan/ Facebook

Una mujer de 18 años que fue captada en un video cuando era arrastrada fuera de un tren de la Línea Roja del Metro por la policía cuando supuestamente se negó a quitar su pie de un asiento, fue declarada no culpable de los cargos que pesaban sobre ella.

“Siento que ya puedo respirar. Siento que me han quitado un gran peso de mis hombros”, le dijo Nava a la televisora ABC7 luego de la audiencia del viernes, donde enfrentaba cargos de hacer mucho ruido y perturbar la paz en un tren.

El incidente

El caso sucedió el 22 de enero cuando Nava supuestamente tenía su pie en su propio asiento y el sargento Hutchings de la Policía de Los Ángeles (LAPD) se acercó a ella y le pidió que bajara su pie , y ella dijo haber cumplido con esto.
Nava dijo durante una conferencia de prensa anterior que cuando el sargento se alejó, “puse mi pie en mi muslo derecho”.

“Y supongo que parecía que todavía estaba en el asiento”, agregó entonces, lo que motivó al sargento a regresar.
“Me dijo ‘vas a poner el pie abajo o voy a arrestarte”, describió Nava, añadiendo que ella puso su pie en el suelo de nuevo.

“Me le puse enfrente y le pregunté: ‘¿por qué me arrestas? ¿Qué ley estoy rompiendo? Y él dice que no es necesario que haya una ley, me estás desobedeciendo a mí”.

En el altercado captado en un teléfono celular se ve a la policía sacando a la mujer gritando del tren en la Estación Westlake/MacArthur Park, mientras ella aferra su brazo alrededor de un poste y grita que sus pertenencias estaban todavía en el Metro.

“Sólo quería entender por qué quería sacarme del tren”, agregó. “En lugar de explicar, me agarró por mi codo derecho y empezó a sacarme del tren. Le dije, ‘no puedes tocarme así’’. Y él dijo: ‘puedo tocarte todo lo que quiero’’. Entonces él comenzó a tirar de mí realmente duro fuera del tren mientras me decía (un improperio), pero no me dio la oportunidad de porque todavía estaba en mi asiento.

“Reaccioné como lo hice por miedo y confusión”, señaló Nava. “Nunca he tenido problemas con la ley. No me resistí cuando me pusieron las esposas. No tenía sentido luchar. Cuando me pusieron las esposas con bastante fuerza tuve un ataque de pánico por la situación en la que estaba. No peleé después de eso. Nada como esto me ha sucedido nunca antes.

Desde el año pasado, el LAPD asumió la seguridad en el sistema de Metro.

El Sgto. Hutchings testificó contra Nava y le dijo al juez que el LAPD dictaminó que no usó fuerza excesiva en el caso. Sin embargo, el juez le respondió que tampoco había intentaba reducir el nivel de la situación cuando la arresto.

Nava ha presentado una demanda contra la ciudad de Los Ángeles por las acciones del policía.