20 años de cárcel para delincuente sexual de California por obligar a niños a enviarle fotos desnudos

Joseph Daniel Saucedo se hizo pasar por la adolescente "Amy Jennings" para conseguir fotos de niños desnudos

Residente de Vista, Joseph Daniel Saucedo fue sentenciado en un tribunal federal en el condado de San Diego el viernes a casi 20 años en prisión por la coacción que comenzó cuando fingió en línea que era una adolescente que quería intercambiar fotos explícitas con otros niños, a quienes amenazó para conseguir sus propósitos. Así lo han informado los fiscales federales.

El hombre, de 26 años, se declaró culpable hace un año de dos cargos de recibir e intentar recibir fotos de menores de 11 y 16 años, involucrados en una conducta sexualmente explícita. Enfrentó de 15 a 40 años de prisión, imponiendo un juez federal una sentencia de 19 años, siete meses de prisión y 20 años de libertad supervisada.

La declaración emitida por la oficina del fiscal de los Estados Unidos dijo que, en el acuerdo con el fiscal, Saucedo admitió que se hizo pasar por la adolescente “Amy Jennings” para comunicarse en línea con un niño canadiense de 11 años.

Así fue cómo Saucedo envió a un niño fotos de niñas desnudas y le preguntó si se comunicaría con “su” amigo, Saucedo. Cuando el chico se negó, “Amy” publicó una foto de su casa y amenazó con avergonzarlo. Luego Saucedo se mostró desnudo al chico usando FaceTime y exigió fotos a cambio. El caso fue descubierto a principios de 2016, cuando el Servicio de Policía de Calgary investigaba pornografía infantil y rastreó imágenes de Saucedo que relacionó con él.

Las investigaciones transfronterizas llegaron a involucrar a la Real Policía Montada de Canadá, el Servicio Secreto de EEUU y las Investigaciones de Seguridad Nacional. El Grupo de Trabajo de Delitos Electrónicos de San Diego arrestó a Saucedo en 2016 y encontró evidencia de nueve víctimas más en su teléfono celular, dijeron fiscales federales.

La investigación reveló que “Amy” había intercambiado 130 imágenes y 66 videos, muchos de ellos pornografía infantil, con usuarios de la aplicación de mensajería instantánea Kik. Las historias son numerosas, todas ellas tristes. A una víctima, de 13 años, se le pidió que enviara fotos de ella desnuda en la escuela. Otra, de 14, fue instada a cometer actos sexuales con amenazas que le llevaron a plantearse el suicidio.

A partir de 2015, Saucedo atormentó a una chica de Florida de 16 años durante casi un año después de hacerse pasar por un agente en busca de modelos desnudas. Cuando ella trató de echarse atrás, Saucedo se hizo pasar por “Amy Jennings” con amenazas de chantaje, convenciéndola para que le enviara fotos de sus senos y llevara a cabo una conversación sexual  por FaceTime con él.

“Este caso resalta la importancia de asociaciones internacionales fuertes para atacar estos crímenes atroces“, declaró el abogado estadounidense Adam Braverman.

Saucedo ya fue condenado en el Tribunal Superior de San Diego en 2012 por relaciones sexuales ilegales con una menor. Tenía 20 años y la niña tenía 14 años en ese momento, dijeron las autoridades.