Ofensores sexuales demandan a Los Ángeles por no permitirles trabajar en casillas electorales

El condado de Los Ángeles y Orange prohíbe a estos exconvictos trabajar en las urnas

 Se espera que la afluencia de votantes sea baja, por lo que cada voto cuenta. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Se espera que la afluencia de votantes sea baja, por lo que cada voto cuenta. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Dos ofensores sexuales registrados y la Alianza por Leyes Constitucionales de Ofensas Sexuales (ACSOL) presentaron una demanda desafiando la política del condado de Los Ángeles que prohíbe a todos estos exconvictos fungir como trabajadores de casilla en las elecciones.

Según la querella presentada en la Corte Superior de Los Ángeles, la prohibición del condado va en contra de las leyes estatales y viola la protección igualitaria de las constituciones de California y de Estados unidos.

De acuerdo con la queja legal, los dos demandantes viven en el condado de Los Ángeles y quieren trabajar en las casillas. ACSOL es una organización no lucrativa dedidaca a restaurar los derechos civiles de ofensores sexuales registrados a través de litigious, legislación y educación.

Aunque el condado de Los Ángeles y Orange prohíben a todos los ofensores sexuales registrados servir como en las urnas, varios condados, incluyendo Riverside, Sacramento y San Diego, no tienen esta prohibición. De hecho, no existe una ley estatal que indique tal impedimento.

El sitio web de la Ley Megan indica que hay más de 13,000 ofensores sexugales registrados – tantos por crímenes violentos como no violentos – en el condado de Los Ángeles.

Según la página web del Secretario del condado de Los Ángeles, cualquier persona mayor de 18 años, que sea residente de California y un residente permanente o ciudadano de Estados Unidos puede servir en las casillas el día de elecciones. Sin embargo, específica claramente que “individuos que sean ofensores sexuales registrados no pueden”.

El condado de Orange tiene una misma regla y también veta a exconvictos o personas en libertad condicional de participar en esta actividad.

Estos trabajadores ayudan a los electores que llegan a emitir sus sufragios en los puntos de votación.

Lo que dice la ley

De acuerdo con el sitio web de la Ley Megan (https://www.meganslaw.ca.gov/), antes de ser puestos en libertad de una cárcel, prisión u hospital mental, o al ser puestos en libertad condicional, las personas convictas de crímenes sexuales específicos deben registrarse como ofesores sexuales con agencias del orden local en menos de cinco días.

También deben actualizar su información anualmente en los cinco días antes o después de su cumpleaños. Aquellos que sean indigentes deben hacerlo cada 30 días y los que hayan sido convictos de delitos sexuales violentos cada 90 días. Asimismo, deben hacerlo al cambiar de domicilio.

Empleos

Actualmente, la oficina del Secretario del condado busca trabajadores para la elección primaria del 5 de junio.

Para someter tu nombre, visita https://bit.ly/1qnJGe5