Procurador Becerra apoya ‘Ley de ayuda médica para morir’

504 californianos han recibido recetas desde que la ley entró en vigor el 9 de junio de 2016
Procurador Becerra apoya ‘Ley de ayuda médica para morir’
Drew Angerer/Getty Images

La Ley de Opción de Fin de la Vida de California enfrenta una gran amenaza que haría imposible que los californianos adultos con enfermedades terminales, incluidos los latinos como yo, tengan la opción de morir pacíficamente y terminar con el sufrimiento insoportable en el inevitable final de la vida.

El martes 15 de mayo, el Juez Superior del Condado de Riverside John Ottolia aceptó una moción presentada por Life Legal Defense Foundation, la Academia Americana de Ética Médica y varios médicos para anular el End of Life Option Act.

La ley autoriza la ayuda médica para morir como una opción de cuidados paliativos a los adultos con una enfermedad terminal pero que se encuentran en pleno uso de sus facultades mentales, para así terminar pacíficamente el sufrimiento insoportable cuando ninguna otra opción les brindará alivio.

El juez Ottolia justificó su decisión al afirmar que la legislatura violó la constitución del estado al aprobar la ley durante una sesión especial en la que el gobernador Jerry Brown limitó a cuestiones de atención médica solamente. Le dió al Fiscal General Xavier Becerra sólo cinco días para presentar una apelación de emergencia sobre el fallo antes de que este entre en vigor. El juez Ottolia dijo que no emitirá un fallo por escrito hasta que termine el período de cinco días de apelación, usted puede leer la transcripción de su decisión verbal. Becerra emitió una declaración de una frase: “Estamos totalmente en desacuerdo con este fallo y el estado está buscando una revisión inmediata en el Tribunal de Apelaciones”.

La ayuda médica para morir es una opción de atención médica reconocida por criterios clínicos para esta práctica médica publicada en el Journal of Palliative Medicine y los cuidados de atención médica fueron el tema de la sesión especial.

La proclamación de la sesión especial del gobernador Brown determina qué asuntos puede abordar la legislatura. Su proclamación incluyó fondos para Medi-Cal que incluye dinero para medicamentos autorizados por el End of Life Option Act. Si el gobernador Brown hubiera pensado que dicha ley quedaba fuera del alcance de su proclamación, podría haber vetado la legislación, pero en cambio la firmó.

En junio pasado, Compassion & Choices publicó un reporte el cual calculó que 504 californianos han recibido recetas de ayuda médica para morir desde que entró en vigor la ley el 9 de junio de 2016. El pasado julio, el Departamento de Salud Pública de California publicó un informe que muestra que 191 californianos recibieron recetas de ayuda médica para morir de 173 médicos en el período de casi siete meses desde el 9 de junio de 2016 hasta el 31 de diciembre de 2016; 111 de esos individuos (58%) decidieron ingerir los medicamentos por sí mismos. Las enfermedades más terminales entre las personas que utilizaron la ley fueron cáncer, enfermedades neuromusculares, otras enfermedades subyacentes, enfermedades cardíaca y enfermedades respiratorias pulmonares.

Le damos las gracias al Procurador General Becerra por apoyar y luchar por nuestra ley. Asimismo le pedimos a nuestra gente Latina que se unan para evitar que los adultos con enfermedades terminales no se vean obligados a soportar muertes innecesariamente prolongadas.

Patricia A. González-Portillo es la Directora Nacional de Comunicaciones y Circunscripción Latina para Compassion & Choices, que ofrece consultas bilingües gratuitas y herramientas en línea para educar a las personas sobre sus opciones de cuidado al final de la vida en www.CompassionAndChoices.org