La Víbora: Clases de actuación urgentes para Lupillo Rivera por favor

A nuestra serpiente comentarista de entretenimiento no se le escapa nadie

Por favor, fans de Lupillo Rivera, hagan una colecta para pagarle clases de actuación a este individuo, pero con carácter de urgente. No importa que sea en la escuela más patito de Hollywood, de algo le servirá. Inclusive pueden ser lecciones en línea o por correo, como se hacía en los tiempos de nuestros abuelitos, ¿se acuerdan?

¿Por qué la petición? Porque le salió muy mal esa chilleta que se echó con su madre, doña Rosa, cuando fue a dizque pedirle perdón por haberse alejado de ella por tanto tiempo. En el video que una de sus finas hijas subió a las redes sociales, se ve al cantante prometiéndole a su progenitora que nunca más volverá a dejar de hablarle.

 

Le salió muy mal esa chilleta que se echó con su madre. /Getty Images)

Yo digo, ¿si es un momento tan, pero tan personal, familiar e íntimo, para qué lo grabó? Y aún más, ¿para qué permitió que se hiciera público? ¿Cuándo para esta familia los trapos sucios se lavarán en casa? ¿Solo cuando les conviene? En esta ocasión, por ejemplo, ¿qué necesidad teníamos de enterarnos que Lupillo fue por fin a pedirle perdón a su madre? Y por lo que veo, convocó a un gran público, porque por lo que parece, ahí estuvieron varios miembros de su familia. Qué ridículo la verdad.

Luego menciona sus frases a medias, como eso de que se divorció por “razones muy personales”. ¿Hay acaso razones no personales para divorciarse? Y luego remata con que son asuntos que “nunca quisiera decir por no herir a mis hijos”.

Yo quiero preguntarle: ¿a cuáles de sus ocho hijos no quiere herir? Porque hasta donde yo sé, nunca se ha tocado el corazón para “herir” a ninguno de ellos. Por ejemplo, a las hijas que tuvo con María, su primera esposa, les fue como en feria porque cuando estaban chiquitas vivieron muchos episodios de violencia doméstica, en los que, por supuesto, Lupillo fue el protagonista.

Mayeli Rivera se divorcia de Lupillo Rivera
Mayeli Rivera es para mi una mártir./Archivo

 

Así que ahora que no salga con que le importan mucho los hijos. Si así fuera ni siquiera hubiera mencionado esa frase. Aunque ahora, por andar de bocón, todo mundo especula que Mayeli Alonso, de quien se está divorciando, le puso el cuerno. Es decir, la pobre mujer tiene que aguantar que la señalen como la mala de la película. Pero para mí es una mártir. Miren que vivir doce años alrededor no solo de Lupillo, sino de toda esa familia, no debe ser fácil. Debe ser como vivir en una manzana podrida.