Niebla en el cerebro: causas más comunes de ‘Brain Fog’ y cómo solucionarlo

Niebla en el cerebro: causas más comunes de ‘Brain Fog’ y cómo solucionarlo
La falta de concentración puede ser el síntoma de un problema más grave.

¿Sentiste alguna vez dificultad para concentrarte o simplemente pensar con claridad?

Este sentimiento de confusión e incapacidad para concentrarse, también conocido como “Brain Fog”, no es una condición médica en sí, sino una disfunción cognitiva y el síntoma de otras condiciones médicas existentes. Esta condición puede interferir en el trabajo, los estudios y la vida diaria de una persona.

Existen distintas causas que pueden resultar en este estado de neblina y confusión y van desde falta de sueño y fatiga, hasta cambios hormonales y nutrición.

  • Medicinas. Hay quienes reportan este sentimiento de confusión y falta de claridad para formular ideas luego de tomar determinados medicamentos. En casos de cáncer, por ejemplo, hay pacientes que reportan sentir esta neblina, también conocida como “cerebro de quimoterapia”, después de recibir tratamientos para la enfermedad. Cuando el “brain fog” es resultado de medicamentos, el paciente debe informarle de inmediato a su médico, quien puede reducir la dosis o reemplazar la prescripción.
  • Ansiedad y estrés. Los efectos del estrés en la salud han sido probados en incontables casos, e incluyen desde neblina en la mente, hasta problemas respiratorios, cardiacos o de digestión. Cuando una persona experimenta estrés crónico disminuye su sistema inmunológico, aumenta su presión arterial y puede llegar a sentir fatiga mental y depresión. Al sentirse agobiado por las presiones, el individuo puede desarrollar dificultades para concentrarse, recordar información y razonar.
  • Cambios hormonales. Muchos casos de neblina en la mente se reportan durante el embarazo y, años después, durante la menopausia. Esto se debe a los cambios en los niveles de estrógeno y progesterona que resultan en problemas de memoria, razonamiento y concentración.
  • Dieta y nutrición. En muchos casos, la neblina mental puede ser resultado de alergias a determinados alimentos como productos lácteos, MSG, o maníes, entre otros y al excluirlos de la dieta, el individuo puede recuperar su claridad de pensamiento. En otros casos, puede tratarse de una deficiencia de vitamina B-12, o un síntoma de anemia.
  • Falta de sueño. Los expertos coinciden en que dormir menos de 8 a 9 horas diarias de sueño puede influir en las funciones cerebrales, resultando en olvidos o confusión de pensamiento.

Recursos

Si sientes que tienes problemas de concentración, pérdida de memoria, o dificultad para pensar con claridad, el primer paso es consultar con un médico, para determinar si la condición no es un síntoma de un problema mayor.

Condiciones como la anemia, la diabetes, el Alzheimer o el hipotiroidismo pueden manifestarse con neblinas mentales. Un médico puede realizar exámenes físicos y determinar la causa de la condición para determinar los próximos pasos a seguir.

 

Alrededor de la web