“Quién gane la Presidencia de México tendrá que confrontar a EEUU por los migrantes’’

Advirtieron especialistas tras el segundo debate de los candidatos a la presidencia de México
“Quién gane la Presidencia de México tendrá que confrontar a EEUU por los migrantes’’
Deportados a México: nada concreto en el Segundo Debate Presidencial

MEXICO.- A pesar de que los cuatro candidatos a la Presidencia divagaron, generalizaron y lanzaron datos imprecisos en el primer debate presidencial en la vida democrática de México (segundo de esta contienda) que incluye explícitamente el tema migratorio, los analistas, activistas y afectados consideran que hay un “avance’’.

“Lo que viene en adelante es una disyuntiva: si se va a estar dispuesto a una confrontación con Estados Unidos, si vamos a negociar los derechos humanos o los vamos a ejercer’’, advirtió José Jacques, ex diputado migrante y fundador del Movimiento Migrante Mesoamericano.

“Los derechos humanos de los migrantes es un tema  coyuntural y no solo por la política antimexicana de Trump sino porque es un fenómeno mundial: hay casi 300 mil millones internacional y 7,000 millones lo hacen de manea interna y esto se va a poner cada vez más caliente“.

Jacques aplaudió las propuestas de los candidatos de querer negociar el comercio en paquete con la migración y la seguridad desde la perspectiva humana pero lamentó que un candidato (José Antonio Meade, de la alianza Todos por México) se colgara medallas de la lucha civil en EEUU como las licencias de conducir para los migrantes California.

Desde otra trinchera, Juan Carlos Guerrero, presidente del Club de Chilangos de los Angeles y presidente del Consejo de Desarrollo Binacional disfrutó que Ricardo Anaya, de la Coalición Por México al Frente prometiera que los migrantes tuvieran una representación en el Congreso para afianzar sus derechos políticos que ahora sólo tienen en cinco estados y que incluso ignoraron los constituyentes de la Ciudad de México.

“Muy progresistas pero cuando estábamos haciendo la constitución no hubo ninguna mesa para los chilangos en el exterior para hablar de los derechos políticos, de la cultura, de las estrategias de atención y esto debe cambiar’’.

Entre los observadores menos optimistas estuvieron los repatriados, quienes presenciaron en silencio el debate de frente a una pantalla en la organización civil New Comienzos en la Ciudad de México.

Televidentes jóvenes en plenitud laboral, con familias divididas, algunos con empleo o con empleo precario, muchos con comprensión del español limitada, con poca experiencia en la vida política del país, pero con altos conocimientos del retorno que han vivido en carne propia.

Israel Concha, fundador de New Comienzos, dijo que le pareció que  “ninguno dominaba el tema migratorio’’ porque hicieron promesas generales, dieron datos imprecisos o divagaron.

Jorge Antonio Niño de Rivera, repatriado hace tres meses fue uno de los más desilusionados. “Ni siquiera identifico bien a los candidatos, pero me basta con verlos para saber que no votaría por ninguno de ellos. Me decepciona ver qué sólo se pelean; no proponen nada concreto para ningún tema y menos para los migrantes: ni siquiera dicen de dónde sacan su información’’.

Diego Enrique Sánchez, deportado hace dos años, coincidió con uno de los candidatos respecto al tema del control del tráfico de armas, pero lamentó que hasta ahora no se hayan frenado para su paso en México como no se han frenado las deportaciones. “No creo que el nuevo presidente pueda frenarlas’’.