Estudiantes de Pacoima tuvieron una experiencia fuera de este mundo…literalmente

Estudiantes sostienen una charla con astronautas de la Estación Especial Internacional
Estudiantes de Pacoima tuvieron una experiencia fuera de este mundo…literalmente
Estudiantes de las diferentes escuelas Vaughn participan en una charla astronautas de la Estación Espacial Internacional. (Francisco Castro)

Si de experiencias se trata, la que tuvo Jacob Solis este martes fue…literalmente, fuera de este mundo.

Solis de 14 años fue uno de los más de una decena de estudiantes afortunados que empezaron su día de escuela hablando con los astronautas Ricky Arnold y Scott Tingle, que se encuentran a 250 millas fuera del planeta Tierra en la Estación Espacial Internacional (ISS).

“Esto fue muy emocionante”, dijo el alumno de la escuela intermedia MIT, que es parte de un complejo de cinco planteles que conforman las escuelas Vaughn en Pacoima, en el noreste del Valle de San Fernando. También estaban presentes alumnos de la escuela primaria Mosk y la escuela intermdia Sutter en Winnetka.

“Fue una oportunidad única. No puedo creer que me escogieron” para hacer la pregunta, dijo el muchacho, todavía en el “cielo” después de pasar al frente mientras cientos de otros alumnos, desde la primaria hasta la secundaria, observaban en una pantalla gigante en el auditorio de la secundaria V.I.S.A. como los astronautas flotaban dentro de uno de los compartimentos del ISS.

El auditorio estaba maravillado y aplaudía mientras uno a uno, los estudiantes seleccionados para hacer preguntas sobre cómo es la vida en el espacio, la radiación, experimentos y sobretodo, la gravedad, pasaban al frente y recibían sus respuestas.

“Todavía estoy temblando”, admitió Julissa Cid, estudiante del séptimo grado en MIT. “Fue una experiencia divertida”

“Era muy ‘cool’ ver como flotaban”, agregó su compañera Irene Quiles.

El objetivo es inspirar

Esta fue la primera vez que astronautas de la ISS compartían parte de su día en un “facetime” con alumnos del Valle de San Fernando.

La llamada fue en coordinación con el laboratorio Jet Propulsión de la NASA en Pasadena. Alrededor de 40 eventos similares se organizan en todo el país anualmente, dijo Gretchen McCartney, vocera de JPL.

El acuerdo se logró gracias a la conexión entre la secundaria V.I.S.A. y JPL. Brandon Rodríguez, maestro de química y física en la escuela también trabaja en el laboratorio.

 

Los astronautas Ricky Arnold y Scott Tingle hablan con los estudiantes desde la ISS. (Francisco Castro)

“La idea es que los niños se emocionen con la ciencia”, dijo Rodríguez. “Quiero que tengan esa chispa”.

También se trata de mostrarle a los chicos que no importa de dónde vengan, pueden hacer algo grandioso, expresó.

“Que vean que algo grandioso le puede suceder a los chicos de esta comunidad. Que todos podemos soñar a lo grande. Esta escuela promueve esperanza y sueños y esto es parte de eso”, agregó Rodríguez.

Y vaya que el evento tuvo su impacto en Solis, quien dijo que lo hizo pensar en una carrera espacial.

“Es bastante estar allá arriba con cero gravedad”, dijo el adolescente.