¿ICE puede detener a inmigrantes sólo por hablar español?

El caso de dos hispanas detenidas desataron alertas ante posibles actos discriminatorios

Los agentes de ICE no pueden detener a una persona sólo por hablar español.
Los agentes de ICE no pueden detener a una persona sólo por hablar español.
Foto: ice.gov

El agente fronterizo que detuvo en Montana a dos hispanas para interrogarlas por “hablar en español” podría enfrentar problemas legales por discriminación, debido a que una de ellas prevé presentar una demanda por discriminación.

La detención de personas con base en la raza o etnia (que incluye el idioma de una persona) está prohibida por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), de acuerdo a un memorando que aplica desde 2013.

“En todo lo que hacemos para proteger a Estados Unidos, nuestras estrategias y nuestras acciones deben ser consistentes con los derechos individuales y las libertades civiles protegidas por el Constitución y el estado de derecho”, indica el memorando emitido por la entonces secretaria Janet Napolitano. “El ‘perfil racial’ es el uso injusto de la raza o la etnia como criterio para realizar detenciones, investigaciones y otras actividades de aplicación de la ley, investigación o detección (de sospechosos)”.

El documento indica que esa práctica -la cual deben seguir todos los oficiales del DHS -incluida la Patrulla Fronteriza– “la suposición errónea de que cualquier individuo en particular de una raza o etnia tiene más probabilidades de participar en mala conducta que cualquier otro individuo en particular de otra raza o etnia”, en este caso en violaciones a las leyes migratorias.

El memorando retoma una política implementada por el Departamento de Justicia (DOJ) de 2003, que prohíbe la consideración de la raza o etnia como una motivo para investigar a una persona.

“La política de DHS es prohibir la consideración de la raza o etnia en nuestra aplicación de la ley y en la detección en todas las instancias”, pero establece que sólo se considerará la raza o etnia si el gobierno tiene indagatorias particulares que ayuden a ubicar “sospechosos” por alguna falta o delito.

Al respecto, Carissa Cutrell, portavoz de Servicios de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), indicó que los agentes de esa corporación no deben perseguir a personas basados en su etnicidad o raza. “La agencia no arresta a las personas en forma indiscriminada, ni ataca a las personas por motivos de raza o etnia”, afirmó.

Agregó que los agentes capturan a las personas con base en información sobre posibles violaciones a las leyes migratorias.

“Los oficiales de deportación de ICE se dirigen contra personas que violan las leyes de inmigración del país para la aplicación de la ley de inmigración, priorizando las amenazas a la seguridad pública, la seguridad nacional y la seguridad fronteriza”, afirmó Cutrell vía correo electrónico. “ICE lleva a cabo acciones de cumplimiento de inmigración basadas en pistas de investigación y de conformidad con las leyes y regulaciones federales”.

La portavoz también refirió al documento citado al inicio de este artículo, sobre el cual se buscan evitar prácticas discriminatorias.

El Caucus Hispano criticó al oficial de Montana que detuvo a las dos mujeres porque “no era muy común” escuchar a gente hablar español en esa zona.

Los congresistas publicaron su postura a través de cuatro tuits. “Las mujeres detenidas en Montana por @CBP por ningún otro motivo que hablar español podrían haber sido fácilmente miembros de @HispanicCaucus”, indica el primer mensaje. “Podría haber sido tu madre, padre, hermana, hermano, hijo o hija. Esto es incorrecto”.

En los siguientes tuit cita el memorando emitido por Napolitano, del cual se habló al inicio de este artículo.