Albergue de la discordia

Residentes de Koreatown se lanzan a protestar en desacuerdo con una medida para construir vivienda temporal para desamparados en esa área

‘Sin audiencia, no hay albergue’ rezaba uno de los carteles en la marcha. / foto: Aurelia Ventura.
‘Sin audiencia, no hay albergue’ rezaba uno de los carteles en la marcha. / foto: Aurelia Ventura.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Cientos de residentes y empresarios furiosos y preocupados salieron ayer a las calles de Koreatown para hacer un llamado público al ayuntamiento de Los Ángeles en un intento por detener la creación de un campamento para desamparados, que se tiene planeado construir en su vecindario.

Al ritmo del mariachi, música de tambores y pancartas donde se leía: No hearing, no shelter (Sin audiencia, no hay albergue) y Wesson is a liar (Wesson es un mentiroso) los residentes gritaron por las calles sentir que viven en una dictadura.

Esto sucede después de que esta semana el Comité de Desamparados y Pobreza de la ciudad de Los Ángeles aprobara, por unanimidad, la creación del albergue de 1.3 millones de dólares sobre a cuadra 682 S. de la avenida Vermont.

“Yo no quiero un albergue aquí, tengo una hija de 16 años y nos daría miedo caminar en la noche”, dijo Lily Han, quien ha vivido en el área por los pasados 28 años.

“Queremos ayudar a los desamparados pero también cuidar nuestros lugares”.

La protesta que comenzó en la intersección de las avenidas Vermont y Wilshire fue organizada por la Coalición Comunitaria Wilshire y exigió que el ayuntamiento realice audiencias públicas para considerar la opinión de la comunidad.

Steve Yi, uno de los organizadores, señaló que el ayuntamiento no puede tomar decisiones sin tomar en cuenta a los residentes.

“Nosotros queremos ayudar al problema de los desamparados pero queremos ser parte de la conversación”, dijo y agregó que la preocupación es por la seguridad, el valor de las propiedades y la economía del área.

En la protesta también estuvieron presentes un grupo de mariachis. / Foto: Ventura/La Opinion.

“Vermont y Wilshire es parte de nuestra comunidad y está llena de negocios y residencias”, explicó Yi.

Los activistas y manifestantes dijeron que el refugio estaría localizado a menos de 100 pies de distancia de restaurantes y otros negocios.

Después de la aprobación del campamento el último miércoles, el Comité pidió al personal de la ciudad que realice un informe para evaluar el sitio. Una vez listo el informe, los miembros del ayuntamiento harán la revisión final.

“Esto es una emergencia, y es una cuestión de vida o muerte. Y nos ha llevado demasiado tiempo para llegar hasta aquí”, dijo el concejal Mike Bonin, quien es parte del Comité de Desamparados.

“Debemos actuar. Si la gente se está muriendo en la calle, no vamos a decir: ‘Espera hasta que construyamos un hospital antes de curarlos’”

Se planea colocar la vivienda temporal sobre la cuadra 682 S. de la avenida Vermont. / Foto: Aurelia Ventura. 

Koreatown: la elegida

Esta área fue elegida el mes pasado después que el alcalde Eric Garcetti anunciara una iniciativa que intenta construir un mínimo de 15 sitios de viviendas temporales por toda la ciudad. Al menos un campamento en cada uno de los 15 distritos municipales.

“Koreatown fue seleccionada en el Distrito 10 según las necesidades”, dijo hace poco Vanessa Rodríguez, portavoz del presidente del ayuntamiento y representante de Koreatown, Herb Wesson.

“Esta área tiene la mayor concentración de personas sin hogar en la zona. La Autoridad de Servicios para Personas sin Hogar de Los Ángeles [LAHSA] estima que hay cerca de 400 personas sin hogar en Koreatown y casi 70 campamentos en aceras y callejones”.

El concejal Wesson dio al Comité una hoja de datos para explicar que el sitio fue seleccionado en base a la alta concentración de indigentes que viven en las calles de Koreatown.

El documento recalca que el campamento estará abierto menos de tres años, y será vigilado por agentes de la policía y personas de apoyo las 24 horas del día.

El programa general de refugio va incluido en el presupuesto fiscal 2018-19 de la ciudad, que incluye al menos $20 millones para la iniciativa del alcalde A Bridge Home (Un puente al hogar) y posiblemente $10 millones más que podrían usarse para apoyar programas para desamparados.

Sin embargo, desde que la comunidad de Koreatown se enteró del plan de la ciudad han recolectado más de 9,000 firmas en una petición que se opone a la propuesta del campamento.

Los activistas dijeron que han realizado tres protestas públicas y nadie, del grupo que propone la idea de las viviendas temporales, se ha acercado a hablar con ellos.

El alcalde Garcetti dijo que los albergues temporales son parte fundamental para ayudar a que la gente deje las calles y vayan a un lugar más seguro donde los defensores de los indigentes puedan proporcionarles servicios y ayuda para mudarse a una vivienda permanente.

Los refugios temporales, están planeados en forma de remolques, carpas grandes o estacionamientos públicos