Corea del Norte destruye espacio de pruebas nucleares, pero eso no convence a Trump

La acción se dio en previsión al encuentro entre Kim Jong-un y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que hoy fue cancelada por este último
Corea del Norte destruye espacio de pruebas nucleares, pero eso no convence a Trump
Vista aérea del sitio de pruebas nucleares Punggye-ri.
Foto: Archivo / AP)

Corea del Norte dijo este jueves que destruyó el único espacio de pruebas nucleares en la región a tres semanas del esperado encuentro con el presidente estadounidense, Donald Trump.

Un selecto grupo de reporteros de EEUU, China, Rusia y otros presenciaron el momento en que ingenieros destruyeron los túneles en Punggye-ri, reportó The New York Times.

En ese complejo, la península había realizado al menos seis pruebas nucleares, precisó el reporte.

El procedimiento se da dos días después de que Trump se echara para atrás en sus exigencias a Corea del Norte para que abandonara su arsenal nuclear sin hacer concesiones.

Pero la acción de Kim Jong-un no parece convencer del todo a Trump.

Esta mañana,  el presidente anunció que canceló el encuentro en Singapur por las hostilidades entre ambos países.

“Tristemente, basado en la tremenda molestia y hostilidad manifestada en sus recientes declaraciones, yo siento que es inapropiado, en este momento, tener esta tan planeada reunión”, argumentó la Casa Blanca en un comunicado.

“Hay una posibilidad muy sustancial de que esto no trabaje”, habría indicado previamente el mandatario en expresiones des de la Oficina Oval.  “Eso no significa que no trabaje si pasa un periodo de tiempo, pero podría no funcionar para el 12 de junio”.

Nuevas diferencias habían enfrentado a Corea del Norte y EEUU, luego de las expresiones del vicepresidente Mike Pence, este lunes, en el sentido de que el país asiático podría terminar como Libia si no llega a un acuerdo nuclear con Washington.

“Hubo conversaciones sobre el modelo libio la semana pasada y, como el presidente dejó en claro, esto solo terminará como el modelo libio si  Kim Jong Un  no llega a un acuerdo”, dijo Pence.

En respuesta a lo anterior, un funcionario del gobierno norcoreano llamó “estúpido” al segundo en mando en EEUU, lo que agravó el distanciamiento entre las partes ante la expectativa de un encuentro.