Este 5 de junio, usted puede decidir sobre cinco medidas que afectarán la vida en California

Votar SI o NO en las cinco proposiciones que están en la boleta, afectaría temas relacionados a parques, protección ambiental, transporte y asuntos de impuestos. Aquí una guía rápida.
Este 5 de junio, usted puede decidir sobre cinco medidas que afectarán la vida en California
La guía oficial del votante de California puede encontrarse aquí http://vig.cdn.sos.ca.gov/2018/primary/es/pdf/complete-vig.pdf

Aparte de decidir en puestos al congreso, gobernador de California y otros cargos estatales, los votantes de California podrán votar “si” o “no” en cinco proposiciones relacionadas a parques, protección ambiental, transporte y temas de impuestos.

Las proposiciones llevan los números 68, 69, 70, 71 y 72 y aparecen en su boleta electoral con esos números. Para una guía de consulta rápida en español publicada por la Secretaría de Estado de California, departamento que administra las elecciones estatales, ver aquí.

Es importante estar informado de los pros y los contras de cada proposición, que de ser aprobada por los votantes con más del 50% del voto se convierten en ley de California.

A continuación un resumen de las medidas, que fueron colocadas en la boleta por la legislatura estatal para su consulta popular.

Proposición 68:  Financiamiento para parques y protección de la fauna silvestre

De ser aprobada, esta medida autoriza la venta de bonos estatales para financiar proyectos de rehabilitación de parques y hábitats silvestres, proyectos de calidad del agua y protección contra inundaciones. La última vez que los votantes aprobaron un bono similar fue en 2002.  En esta ocasión se trata de 4,100 millones de dólares de los cuales 1,300 millones se destinarán a parques y espacios abiertos en comunidades de bajos recursos.

Las principales organizaciones medio ambientales apoyan esta medida porque asegura que los recursos naturales de California se mantengan en buenas condiciones, y la medida asegura la equidad en la distribución de los recursos para comunidades más vulnerables.   Esto es especialmente importante en momentos en que el gobierno federal está retirando su apoyo a la protección del medio ambiente.

Grupos conservadores se oponen porque los bonos crean una deuda para California, a pagar durante la vida de los bonos -largo plazo-, que es la manera en la que típicamente se financian proyectos públicos como estos, cuyo disfrute será para las siguientes generaciones.

Proposición 69: Asegura que los ingresos de impuestos sobre gasolina se gasten únicamente en proyectos de transporte

De ser aprobada, esta medida aseguraría que 52,000 millones de dólares en ingresos por concepto del aumento de impuestos a la gasolina que fue aprobado el pasado año en California, se usen solamente para proyectos de transporte.

En la ley original que aumentó este impuesto, se supone que este dinero se usará solamente para reparación de carreteras, transporte público y todo lo relacionado a la infraestructura de transporte, pero esta medida lo escribiría en la constitución de California, haciendo más fuerte este compromiso.

Si la ley no se aprueba, la legislatura podría tomar parte de este dinero en el futuro para otro tipo de gastos.

Proposición 70:  Requiere aumentar los votos para el gasto de los fondos recabados por “cap-and-trade”.

“Cap-and-trade” es un programa establecido en California en 2013 que establece un límite avalado por la ciencia para la cantidad de contaminantes que pueden emitir las industrias. Si exceden ese límite, las empresas pagan multas. Al mismo tiempo, las empresas también participan en un mercado para comprar y vender los derechos de emisión. Los expertos consideran a este programa un fuerte incentivo para ahorrar dinero contaminando menos.

Desde que se lanzó en California, en 2013, las emisiones contaminantes en California han disminuido en 4 %. El dinero obtenido por el estado por medio de este programa se aplica a programas medioambientales.

Ahí es donde entra esta proposición, patrocinada a instancia de republicanos que negociaron con el gobernador Jerry Brown ponerla a consulta popular en la boleta, a cambio de apoyar la continuación de este programa.

Votar que sí en la medida, haría más difícil usar estos fondos en el futuro, exigiendo un voto de dos tercios de la legislatura estatal y dando influencia a la minoría republicana. Actualmente sólo se requiere una mayoría simple.

Grupos medio ambientales, como el Centro para Acción Comunitaria y Justicia Ambiental se oponen a esta, argumentando que este cambio daría más poder a los intereses petroleros sobre el destino de estos fondos, que se utilizan para beneficiar a las comunidades afectadas por la contaminación.

Proposición 71:  Cambia la fecha de entrada en vigencia de medidas aprobadas por los votantes.

Esta modificación es algo técnica pero importante. La ley de California establece que una proposición aprobada por los votantes -como ésta misma- entra en vigor al día siguiente de la elección. Eso hace posible que una medida que parece estar ganando-pero en la que aún se están contando los votos- sería la ley del estado. De votar sí, el secretario de estado tendría que certificar la aprobación antes de que los cambios entraran en vigor. 

Proposición 72: No habrá nuevos impuestos por recogida de aguas pluviales

Los propietarios de vivienda que hacen reformas a sus vivienda saben que a menudo estas generan un aumento de impuesto. Esta medida excluye un tipo de reforma que establece un sistema de recogida y reciclaje de aguas pluviales. El objetivo es alentar la conservación de agua en un estado que a menudo enfrenta períodos largos de sequía.

La medida no es controversial y no tiene oposición.