Sólo el 31 % de los californianos apoya el cada vez más caro tren bala

El proyecto ha duplicado su costo original, alcanzando los $77 mil millones
Sólo el 31 % de los californianos apoya el cada vez más caro tren bala
El tren bala conectaría Los Ángeles y San Francisco, pero no hasta 2033.
Foto: Archivo

Los californianos aún respaldan el concepto de un tren bala desde Los Ángeles hasta San Francisco. En teoría, claro, porque en la práctica, tras meses de revelaciones preocupantes sobre el costo y el cronograma del proyecto, solo el 31 % de los votantes de todo el estado desea seguir construyéndolo. Así lo revela una encuesta de USC Dornsife / Los Angeles Times.

De todos modos, la encuesta confirma lo que ha venido siendo consistente en la opinión pública de California durante media década: el público nunca ha abandonado su sueño de un sistema de transporte de alta velocidad, pero rechaza el desempeño de la autoridad ferroviaria en su construcción. Y es que los gastos han ascendido a la astronómica suma $77 mil millones de dólares, o sea, el doble del plan original.

Uno de los desafíos del proyecto revelado por la encuesta es una profunda división geográfica. Los votantes del Área de la Bahía, que obtendrían los mayores y más antiguos beneficios del proyecto, son sus principales partidarios. Una pequeña mayoría lo apoya en Los Ángeles, mientras que la mayoría de los encuestados en los condados de San Diego y Orange se oponen, encontrándose el mayor grupo de oposición en Valle Central, que está viendo un aumento en el empleo en la industria de la construcción pero también está sufriendo a causa de una interrupción generalizada.

Alrededor del 48 % de los 835 encuestados dijeron que, en general, apoyaban el proyecto, mientras que el 43 % se oponía. Pero cuando se les preguntó si detendrían el proyecto dado que el costo se duplicó a $77 mil millones de dólares y el cronograma se ha extendido a 2033, sólo el 31% dijo que seguiría, mientras que el 49 % aseguró que detendría la construcción. Un considerable 19 % no sabía qué hacer con los problemas.