Grupos de derechos civiles exigen aclaraciones a Secretaria Devos sobre estudiantes indocumentados

Advierten de problemas legales y piden que la funcionaria aclare que los estudiantes de K-12 en escuelas públicas tienen los mismos derechos, sean o no indocumentados.
Grupos de derechos civiles exigen aclaraciones a Secretaria Devos sobre estudiantes indocumentados
Secretaria de Educación, Betsy DeVos, sugirió que cada escuela tiene discreción para lidiar con estudiantes indocumentados. Foto: Comité de Educación de la Cámara de Representantes.

Más de 160 grupos y organizaciones enviaron este martes una carta a la secretaria de educación Betsy Devos  exigiendo que use “todos los canales disponibles a su departamento” para dejar bien claro el derecho constitucional y legal de los niños indocumentados a recibir educación básica K-12.

La solicitud tiene que ver con declaraciones que Devos hizo la semana pasada ante el Congreso,  cuando dijo que “es una decisión de las comunidades locales” si reportan o no a estudiantes indocumentados a las autoridades migratorias.

“Estos comentarios malinterpretan las leyes de la nación y ya han causado miedo y confusión a niños, familias y educadores, a quienes usted debe la información más exacta sobre sus derechos y la ley”, reza la carta. “Las escuelas no pueden negar el acceso a la educación pública básica a ningún niño que viva en su estado, sin importar el estatus migratorio del niño, sus padres o guardianes”.

Si bien Devos reconoció durante la audiencia, en la que respondía preguntas del congresista de Nueva York Adriano Espaillat, que la Corte Suprema determinó que los niños indocumentados tienen derecho a la educación básica, posteriormente creó la duda, al decir que “la decisión es de las escuelas, la comunidad local”.

Entretanto, el presidente del Fondo Méxicoamericano para la Defensa Legal (MALDEF) Thomas A Saenz, dijo a La Opinión que las declaraciones de Devos son erradas y peligrosas.

“Ni ICE ni las escuelas pueden violar la decisión Plyler de 1982”, dijo Saenz.  “Sería totalmente ilegal e inconstitucional”.

Saenz agregó que el problema es que las declaraciones de la funcionaria pueden crear confusión y en la atmósfera creada por el actual gobierno.

“El que llame a ICE contra un alumno puede no ser un maestro, pero sí un asistente, otro padre, otro niño, quien sabe. Ella está creando una falta de claridad”, agregó el abogado.

Saenz explicó que cualquier obstáculo que aleje a niños indocumentados de la educación pública podría considerarse una violación de Plyler. “Reportar a un menor ciertamente sería una violación a la ley porque no solo afectaría a ese estudiante sino generaría pánico en muchos otros y los alejaría de las escuelas”, agregó.

El líder de derechos civiles dijo que Devos es “claramente incompetente” y que debería renunciar.

En su momento, portavoces oficiales del Departamento de Educación dijeron que la posición de la secretaria es que “las escuelas deben cumplir con Plyler y toda la ley relevante”.