Retiran los cargos contra el exnovio de la víctima de la explosión de Aliso Viejo

Stephen Beal no había sido acusado directamente por la explosión, sino por posesión de un dispostivo explosivo
Retiran los cargos contra el exnovio de la víctima de la explosión de Aliso Viejo
Ildiko Krajnyak y Stephen Beal se separaron hace un par de meses.
Foto: Stephen Beal (Facebook)

Los fiscales federales han retirado los cargos penales contra un hombre que fue arrestado después de que un presunto paquete bomba matara a su exnovia y socio comercial en Aliso Viejo, de acuerdo con documentos judiciales.

Stephen Beal, de 59 años, de Long Beach se había enfrentado a un cargo de posesión de un dispositivo destructivo no registrado. No había sido acusado en relación con la explosión que mató a Ildiko Krajnyak, de 48 años, quien murió cuando un paquete de cartón explotó en el spa Magyar Kozmetika.

Poco después, durante un registro en la casa de Beal en Long Beach, las autoridades dijeron que encontraron dos artefactos explosivos improvisados “completos”, dos tubos de cartón, baterías, un conector de batería de 9 voltios, 130 libras de explosivos y precursores, dos pistolas y una escopeta.

Los hallazgos fueron detallados en una declaración jurada de 10 páginas y una denuncia penal presentada por las autoridades federales en el Tribunal de Distrito de EEUU, pero una moción presentada durante el fin de semana para desestimar la denuncia los puso en duda: “Un examen más a fondo por parte de la Oficina Federal de Investigaciones plantea preguntas sobre si los dispositivos cumplen con la definición legal de ‘dispositivo destructivo’“, dijo la oficina del fiscal de los Estados Unidos en documentos judiciales.

Por su parte, Beal dijo a los investigadores que vio noticias sobre la explosión de Aliso Viejo y dijo que no tenía material para crear una explosión tan grande, según el documento. De acuerdo con la presentación de la corte, Beal dijo a los investigadores que Krajnyak era su exnovia y que él era un constructor de cohetes modelo, pero había abandonado el hobby en 2004.

Cuando los investigadores le preguntaron sobre uno de los dispositivos, Beal negó reconocerlos, pero más tarde lo identificó como un detonador que libera humo durante el vuelo para que el cohete permanezca visible y explicó exactamente dónde se encontraban los artículos, de acuerdo con la declaración jurada, que decía que los dispositivos “no eran consistentes con los de un cohete modelo”.

Beal y Krajnyak se conocieron en una aplicación de citas en el verano de 2016. Viajaron por Cuba, Portugal y Canadá y finalmente abrieron un spa juntos en Aliso Viejo. Su romance fracasó por desacuerdos sobre el dinero y su exclusividad de citas. En febrero o marzo, se separaron, pero decidieron seguir siendo socios comerciales.