Disminuye el número de indigentes en L.A.

Las autoridades dijeron que tras un conteo, se logró que 1,853 personas tengan hoy un techo seguro

En una demostración de “progreso real y resultados reales”, según indicó el alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti, ayer el edil junto a funcionarios locales anunció que por primera vez en cuatro años el número de desamparados de Los Ángeles ha disminuyó en 3%.

Este año se contaron 53,195 personas in hogar en comparación con 55,048 en 2017, según el conteo anual de desamparados realizado por la Autoridad de Servicios de Vivienda de Los Ángeles (LAHSA).

Esta cifra excluye a Glendale, Pasadena y Long Beach, áreas que hacen sus propios conteos.

Entre la comunidad latina la disminución fue mínima —de 534; 18,334 en 2017 comparada con 17,800 en 2018.

“Hemos enfrentado una crisis humanitaria pero finalmente estamos viendo buenos resultados y menos personas en las calles”, dijo el alcalde Garcetti este jueves frente a la construcción de vivienda PATH Metro Villas, la cual contará con 187 viviendas permanentes para desamparados en el área de Silverlake.

Entre los grupos con mayor disminución figuran los veteranos, cuyo grupo se redujo en un 18%; es decir de 4,792 en el conteo del 2017 a 3,910 en 2018.

En segundo lugar están los desamparados crónicos que disminuyeron en un 16%, de 17,204 a 14,389 en el 2018, según LAHSA.

Sin embargo el conteo de este año—donde participaron en enero unos 8,500 voluntarios por tres días consecutivos—demostró que más personas están cayendo en el desamparo por primera vez.

En 2018 se contaron 9,332 personas sin hogar por primera vez en comparación con 8,044 en 2017. Un 46% del total de este año dijo que se quedó en la calle debido a la pérdida de empleo u otras razones financieras.

Disminuye el número de indigentes por primera vez en cuatro años. (Jacqueline García)

Por esta razón es imperativo crear más viviendas asequibles, explica LAHSA. En el condado de Los Ángeles se necesitarían alrededor de 565,000 viviendas nuevas asequibles para personas de bajos ingresos.

Hasta el momento 3 de cada 4 personas en el condado de Los Ángeles no tiene un techo permanente y las viviendas temporales —como autos, casas de campaña y refugios improvisados— han incrementado en un 32% desde 2016.

Las áreas que vieron incrementar el número de desamparados fueron el Valle de San Fernando con un 6% y el Valle de San Gabriel con un 5%.

Mientras que las zonas con mayor disminución fueron West Los Ángeles con un 17% y el Antelope Vally con un 16%.

Defensores de los desamparados esperan que los 3,500 millones de dólares de la Medida H a nivel condado y los 1.2 millones de dólares con la Medida HHH a nivel ciudad, continúen siendo invertidos para disminuir alos desamparados en las calles.

“Aún estamos en los primeros pasos de implementar iniciativas para ayudar a los desamparados pero estos números muestran que nuestras estrategias son las correctas y estamos comenzando ha tener un progreso”, dijo la supervisora del condado de Los Ángeles Janice Hahn.

“Todavía hay más de 53,000 personas en las calles y deben saber que la ayuda viene en camino”.

Ayuda de emergencia

Debido a los números que continúan siendo alarmantes el alcalde Garcetti firmó una directiva ejecutiva para acelerar su iniciativa “A Bridge Home” (Un Puente a Casa) la cual pretende instalar refugios temporales de tres años para personas sin hogar en toda la ciudad. Uno en cada uno de los 15 distritos de la ciudad.

Disminuye el número de indigentes por primera vez en cuatro años. (Jacqueline García)

“Ninguna cantidad de trámites burocráticos debe obstaculizar nuestra lucha para terminar falta de vivienda”, dijo el alcalde.

“Tenemos que usar recursos sin precedentes, asociaciones y voluntad política para sacar de las calles a nuestros vecinos desamparados”.

El ayuntamiento aprobó al menos $20 millones para la iniciativa “A Bridge Home” durante el presupuesto fiscal 2018-2019 y potencialmente unos $10 millones más que podrían ser utilizados en distintas formas para apoyar los programas para personas sin hogar.

La Directiva Ejecutiva 24 requiere que los departamentos de la ciudad aceleren proyectos de refugios temporales, permitiendo que aquellos que cumplen con los requisitos legales y ambientales estándares abran sus puertas en tan solo 32 semanas, dijo la oficina de Garcetti.

Y es que en abril pasado, la ciudad declaró una crisis de refugio y fue la primera en California para aprovechar una nueva ley estatal que permite a los gobiernos locales construir albergues para personas sin hogar en cualquier terreno de la ciudad o propiedad rentada por la misma.

La ley también permite a las ciudades adoptar estándares alternativos de salud pública y seguridad para instalar los refugios inmediatamente.
Estos lugarestendrían una duración de tres años, que da tiempo suficiente para que la ciudad construya viviendas permanentes financiada por la Medida HHH.

De acuerdo a la ciudad, los vecindarios con refugios verán un mayor esfuerzo de limpieza y se brindarán servicios de apoyo en el mismo sitio incluyendo salud mental, empleo, adicción y recursos de bienestar, dijo la oficina de Garcetti.

Hasta el momento solo Koreatown, en el Distrito 10 se ha opuesto públicamente a un campamento para indigentes en su vecindario. Residentes y dueños de negocios han realizado varias manifestaciones mostrando su disgusto ante el albergue propuesto cerca de la avenida Vermont y la calle Séptima.