Nunca olvidarás quitarte el maquillaje después de ver lo que le pasó a esta mujer


Theresa Lynch usaba pestañas postizas y se solía maquillar con frecuencia, por lo menos durante los 25 años lo hacia casi todos los días.

Pero también tenía una mala costumbre, no desmaquillarse. Como resultado de este dejadez y mal hábito, comenzó a experimentar una dolorosa irritación e hinchazón.

Hasta tal punto era grave la situación que descubrió que tenía unas formaciones duras, gruesas y  negras incrustadas en la parte inferior de los párpados.

Theresa se sometió a un procedimiento para eliminar los bultos calcificados que estaban raspando la superficie de su ojom para evitar que se infecte y causar ceguera.

Puede que en alguna ocasión hayas decidido por pereza y sueño no retirar tu maquillaje, pero una vez que lees la aterradora experiencia de esta mujer, nunca te acostarás sin lavarte la cara otra vez.

Según le contó al Daily Mail, cuando comenzó a experimentar síntomas como secreción, dolorosa irritación e hinchazón, buscó asistencia médica del cirujano oftalmólogo, Dr. Dana Robaei.

“[Los bultos] estaban incrustados tan profundamente que las partículas se acumulaban unas encima de otras”, dijo Theresa al Daily Mail. “Estaba muy dolorida e incómoda. Mis párpados estaban hinchados y pesados ​​porque lo dejé pasar por tanto tiempo”.

La Dra. Robaei dijo en la entrevista que cada vez que Theresa pestañeaba, los bultos le frotaban la superficie del ojo y representaban un serio riesgo para su visión. Si un rasguño en su ojo fuera a infectarse, la infección podría haber resultado en ceguera.

Para evitarlo se sometió a una cirugía de 90 minutos para eliminar estos restos, pero el daño ha dejado cicatrices permanentes.

Por eso es tan importante retirar el maquillaje antes de acostarse y cuidarse la piel apropiadamente.