Deportación de hombre latino deja a 10 niños desprotegidos

Cuidaba a sus cuatro hijos y a los seis hijos de su hermano muerto en una persecución con ICE

Celestino Hilario García, el familiar más cercano que tenían los seis hijos de una pareja de agricultoresfallecida en marzo pasado tras una persecución con agentes de Migraciónfue detenido y deportado esta semana, informaron ayer diversos medios locales.

El hombre, de 33 años de edad, fue arrestado por miembros del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en Delano, según denunció esta semana el Sindicado de Trabajadores Agrícolas (UFW).

Diana Tellefson Torres, directora de la Fundación de UFW, dio a conocer que García fue aprehendido el último miércoles en un operativo en su vivienda en Delano, una ciudad ubicada 31 millas al norte de Bakersfield.

García es el tío paterno de los seis huérfanos que dejaron Santos Hilario García y Marcelina García Perfecto, de 35 y 33 años respectivamente, quienes fallecieron en un accidente el 14 de marzo de 2018, en medio de un operativo de agentes del ICE.

“Estos niños aún están llorando las trágicas muertes de sus padres y recibieron un nuevo golpe cuando los agentes de ICE deliberadamente recogieron al familiar más cercano que quedaba en el edificio donde viven ambas familias”, resaltó Tellefson Torres.

García, al igual que su hermano y cuñada, trabajaba en el campo y estaba ayudando en el cuidado de los seis menores, cuyas edades oscilan entre los 8 y 17 años; además de la nieta, de 1 años, del matrimonio fallecido.

Tellefson Torres advirtió que ICE ya contribuyó a la muerte de los padres de estos seis menores y que las acciones de detener a García son insensibles y crueles.

“Además de los huérfanos, [ICE] está dejando en el abandono a los cuatro hijos pequeños [de Celestino]; ya son 10 menores los que están quedando sin respaldo”, insistió.

Santos Hilario García y Marcelina García Perfecto fallecieron en marzo pasado. / Fotos: Archivo y UFW.

El dolor de su esposa

“Aún no nos recuperábamos de las pérdidas y ahora ellos [ICE] nos separa”, dijo para el Huffington Post, la esposa de Celestino, que prefirió ocultar su apellido por seguridad.

Contó que el miércoles su esposo se metió a su auto y se disponía a ir a trabajar cuando los agentes de ICE llegaron y le gritaron que ponga las manos sobre la cabeza.

También le dijo al medio que aunque sus hijos mayores aún dormían, ella junto a su pequeña, de 4 años, fueron testigos del arresto.

Al terminó de ese mismo día. Celestino fue deportado a México.

La esposa de Celestino Hilario junto a una de sus cuatro hijas. / Foto: captura de video de Univision.

La mujer señaló que su esposo decidió no pelear su deportación porque lo hubiera llevado a estar encerrado por años mientras el caso avanzaba.

“La gente de Migración le dijo que si él decidía estar dos años en prisión podía quedarse aquí para pelear el caso o decidía ser libre”, indicó en una entrevista con Univisión.

Agregó que Celestino le dijo que él no se sentía un criminal y que quería darle a su hijos una mejor vida.

“No es justo que la ley se ensañe con nosotros… Que primero nos quiten a mi cuñado que perdió la vida y ahora mi esposo. Me siento desprotegida”, comentó con la voz quebrada.

¿Qué dice ICE?

Sarah Rodríguez, vocera de ICE, dijo a Efe que Celestino Hilario García se convirtió en objetivo de las autoridades federales después de que se le otorgara al inmigrante mexicano el regreso voluntario a su país en siete ocasiones, entre 2002 y 2009.

Según los archivos del ICE, el indocumentado regresó a Estados Unidos y en abril de 2009 un juez de inmigración emitió una orden de deportación final y fue expulsado del país.

También agrega que Celestino tenía tres condenas por conducir bajo la influencia de “substancias controladas”.

Ante ello, la esposa del inmigrante dijo discrepar de todas las acusaciones señalando que no todas eran ciertas.

“¿Cuántas víctimas más pueden quedar por lograr el objetivo de la Administración Trump de arrestar trabajadores inmigrantes de la agricultura que se sacrifican para alimentar a todos los estadounidenses?”, se preguntó Tellefson Torres, en medio de las voces de protesta por la detención en Delano, corazón del movimiento de defensa de los trabajadores agrícolas en el país.