Thomas Homan afirma que ICE “no está separando a las familias” en la frontera sur 

El funcionario prevé jubilarse a fines de este mes, pero Trump no ha escogido a su sucesor

WASHINGTON – El director interino de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), Tom Homan, afirmó este martes que su agencia “no está separando a las familias” en la frontera sur, y culpó a activistas pro-inmigrantes de una campaña de “desinformación” y difamación de los agentes.

Durante un foro organizado por el conservador Centro para Estudios de Inmigración (CIS), Homan no ofreció novedades sino que llegó con un mensaje único: contrarrestar la “desinformación” que, según él, llevan a cabo los activistas pro-inmigrantes.

Según Homan, su agencia no está haciendo “redadas” ni arrestos en hospitales, iglesias ni recintos escolares, y destacó la urgencia de advertir al público de la “desinformación intencional” de quienes buscan vilipendiar a los agentes de ICE.

El funcionario agregó que la lucha contra la inmigración ilegal es “para salvar vidas” y que, en vez de exigencias de frenar las deportaciones, los agentes de ICE merecen “agradecimiento”.

“Dejen de atacar a los hombres y mujeres en las primeras líneas” de defensa del país, urgió.

Así, durante casi dos horas, Homan predeciblemente atacó las “ciudades santuario”, e instó al Congreso a que endurezca las leyes para reducir la inmigración ilegal, cerrando las “lagunas legales” que, a su juicio, incentivan la emigración ilegal desde Centroamérica.

Homan dijo que aunque es “triste” que los agentes de ICE tengan que arrestar a un padre frente a sus hijos, la culpa, subrayó, la tienen los padres por cruzar ilegalmente la frontera hacia EEUU.

ICE “no está separando a las familias” en la frontera sur, esa tarea la lleva a cabo la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) pero, en todo caso, las autoridades de inmigración no dejarán de hacer su trabajo solo porque los arrestos son algo “triste”.

“Sólo porque es algo triste eso no quiere decir que no haremos cumplir las leyes”, dijo Homan, quien recomendó a los críticos presionar al Congreso si quieren una reforma de las leyes migratorias.

Respecto a los alrededor de 1,400 niños no acompañados a los que la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) del Departamento de Salud perdió la pista recientemente, Homan aseguró que “la mayoría se está escondiendo… porque no quieren ser hallados”.

Aunque “algunos” tienen casos de asilo legítimos, la mayoría no se presenta a sus citas en los tribunales de Inmigración sino que aprovechan las “lagunas legales” del sistema migratorio para permanecer ilegalmente en el país, argumentó Homan.

También afirmó que, mientras muchos niños estadounidenses de escasos recursos no tienen acceso adecuado a alimentos, la Administración Trump se asegura de que los niños no acompañados alojados en albergues de ORR reciben comida y cuidado a gran costo para los contribuyentes.

Homan, quien ha prestado servicio bajo seis presidentes, anunció su jubilación este verano, poniendo fin a una carrera policial de 34 años.

En el foro conservador, Homan no dio fecha exacta para su salida pero dijo que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) aún no tiene listo a su sucesor.

La separación de familias, ya sea en la frontera o al interior del país, ha estado bajo la lupa de líderes demócratas del Congreso, grupos cívicos y defensores de los inmigrantes que, con informes e investigaciones a mano, han documentado casos de arrestos en sitios sensibles y supuestamente libres de redadas de ICE.