¿Carrera, ocupación o trabajo?

Diferencias que debes considerar antes de aceptar un empleo
¿Carrera, ocupación o trabajo?
Fíjate metas laborales claras para alcanzar tu objetivo.
Foto: Archivo / Shutterstock

Cuando se habla de empleo, es común intercambiar las palabras “carrera”, “ocupación” y “trabajo”. Pero estas no tienen el mismo significado.

Básicamente, un trabajo es algo que haces simplemente para ganar dinero, mientras que una carrera es una serie o cadena de oportunidades laborales. Mientras que un trabajo puede o no tener un impacto en tu futuro laboral, una carrera implica aprendizaje y experiencia para oportunidades futuras.

¿Estás interesado en un trabajo aislado o en construir una carrera?

Si bien expertos y consejeros laborales coinciden en que siempre es importante hacer el mejor trabajo posible, independientemente de la labor que te toque, existen algunas diferencias que debes considerar, cuando se trata de tu carrera y futuro profesional.

Por ejemplo, la meta de un trabajo temporario, que no está relacionado con tu carrera, puede ser hacer el mínimo trabajo posible, sin contrariar a tu jefe. Si en cambio tu ocupación es un escalón más en tu carrera, debes tratar de hacer más de lo mínimo y demostrar que tienes la capacidad de asumir más responsabilidades.

Más allá de que tu actual empleo sea un trabajo temporario o parte de tu carrera, todos los empleos pueden ofrecer oportunidades de desarrollar tus habilidades y ganar experiencia. Por ejemplo, un trabajo de vendedor te puede enseñar a lidiar con rechazos o a motivar a otros para que compren lo que vendes. Un trabajo como mesero puede enseñarte a tratar con personas difíciles, o a actuar de manera cordial, entre otras cosas.

Si tienes una vocación determinada y quieres construir una carrera, fíjate metas para lograrlo y planea con anticipación.

  • ¿Dónde querrías estar trabajando en 10 años? ¿En cinco? ¿Qué debes hacer este año para lograrlo? Tener metas claras te ayudará a alcanzar tu objetivo y a hacer más llevaderos los días en que todo parece ser cuesta arriba.
  • Información es poder. Si estás interesado, por ejemplo, en una carrera de enfermería debes informarte sobre las clases que debes tomar, si necesitas o no una licencia o certificación, la salida laboral y oportunidades de crecimiento que ofrece la ocupación y cuáles son los posibles empleos que puedes hacer que te avancen en tu cometido. Si conoces a alguien que está haciendo el trabajo que querrías, acércate y pregúntale cómo lo ha logrado, pídele consejos. Aprende de quienes ya llegaron a dónde quieres llegar.
  • Considera pasantías y trabajos voluntarios. Una manera de relacionarte con otros profesionales, ganar experiencia o demostrar tus habilidades es aceptando puestos voluntarios en compañías u organizaciones para las que querrías trabajar. Incluso si tienes que trabajar sin ganar dinero, piénsalo como una inversión a largo plazo.