Niños y jóvenes de luto comparten experiencias en Campamento Erin

El programa es gratuito para los menores que hayan perdido a seres queridos en los últimos tres años
Niños y jóvenes de luto comparten experiencias en Campamento Erin
La familia Almeida que perdió al padre hace apenas unos meses. (Suministrada)

Hace menos de un año, el esposo de Marisela Almeida fue diagnosticado con un tumor canceroso en el hígado. Tras una ardua batalla de ocho meses, Martin Almeida de 54 años perdió la batalla contra el cáncer el 16 de abril de este año.

Con su partida, sus cuatro hijos y esposa quedaron desolados. No obstante, fue el menor de los cuatro, Moisés Almeida – de 13 años – quien hasta llegó a culparse por la muerte de su padre.

Marisela, de 47 años, recuerda que cuando su esposo fue diagnosticado no quisieron darle la noticia a sus hijos para no preocuparlos. Sin embargo, poco después les dijeron a los mayores, de 26, 23 y 20 años.

 

Martin Almeida falleció luego de una batalla contra el cáncer, algo que resintió mucho su hijo menor, Moises. (Suministrada)

“Mi esposo era árbitro de fútbol y un día mi hijo, el de 20 años, le dijo al equipo y Moisés escuchó…él sufrió mucho y me decía ‘tu cuídalo para que se mejore’ y yo le decía que no se trataba de cuidarlo”, recordó Marisela. “[Moisés] me decía que le diera de comer a su papá porque estaba adelgazando mucho”.

Almeida falleció un lunes alrededor de la 1:40 pm. y Moisés llegó de la escuela una hora después.

“Él lo abrazo y se estaba culpando porque dijo que él no lo cuidó lo suficiente y que se tenía que haber curado”, recordó la madre sin poder contener las lágrimas.

Tras el fallecimiento del mexicano, Moisés se aisló, algo que le estaba dañando porque los efectos se vieron académicamente.

“Él empezó a bajar sus grados (calificaciones) y le echaba la culpa a los maestros”, dijo Marisela. “Cuando fui a hablar con la consejera ella me habló del campamento”.

‘Our House’

La consejera escolar de Moisés le dijo a Marisela que visitaran el centro de apoyo emocional Our House, en Malibu, para una evaluación.

El Centro Our House es un sitio a donde llegan las personas después que pierden a un ser querido y reciben ayuda a través del delicado proceso de dolor.

Entre sus programas más sobresalientes esta el programa Camp Erin, el cual se lleva a cabo dos veces cada verano, brindando a los niños de 6 a 17 años de edad la oportunidad de relacionarse con otros que enfrentan pérdidas similares.

Moisés estarán participando en el campamento este fin de semana, del 8 al 10 de junio.

Camp Erin fue el tema de “One Last Hug: Three Days at Grief Camp”, el documental de HBO que fue galardonado con el Emmy por el Programa de Niños Destacados en 2014.

Niños en el Campamento Erin, donde acogen a menores que han perdido a seres queridos y están tratando de sobrellevar el luto. (suministrada)

Marisela dijo que aunque su hijo no habla mucho, ella lo ve animado para participar.

“Él se graduó de la [escuela intermedia] el miércoles y el viernes tenían un paseo para Knott’s Berry Farm. Yo le dije que ese es el día del campamento y él dijo que mejor quiere ir ahí”, dijo la residente de South Gate. “Ya le pidieron varias fotos de su papá y anda haciendo planes para el fin de semana”, recalcó Marisela, quien pese al dolor siente que hay una luz de esperanza para su hijo menor.

Lori De Waal, portavoz de Our House, dijo que el Campamento Erin es gratis y cuenta con una significante participación de latinos donde se escuchan muchas historias acogedoras.

“El programa para latinos en duelo comenzó hace tres años donde ofrecen grupos comunitarios continuos de apoyo para el duelo, así como talleres informativos en escuelas de Los Ángeles, South Gate, Huntington Park y otras comunidades”, detalló De Waa,l asegurando que este programa es único en su tipo.

“Our House trata de educar a la comunidad que a pesar de que enfrentan adversidades, está bien reconocer el dolor: tienen permiso para llorar. Es una forma de que la familia cuide a los adultos y a los niños”, recalcó. “Es único dentro de la comunidad latina donde se les enseña que los problemas deben permanecer dentro de la familia y que la pena puede ser tabú en el sentido religioso”.

Para saber más acerca de Our House y el Camp Erin, que tendrá su próximo campamento del 17 al 19 de agosto, vista: http://www.ourhouse-grief.org/