¿Influirán los debates de los candidatos mexicanos en las urnas?

Las elecciones generales en México se realizarán el próximo 1 de julio
¿Influirán los debates de los candidatos mexicanos en las urnas?
Delfina Suárez, vendedora de tacos de canasta.

MEXICO.- Delfina Suarez, vendedora de tacos en la calle y madre soltera de dos hijos de 15 y 12 años, no tiene dudas de por quién va a votar y aunque le gustó ver los debates porque los candidatos presidenciales se agredieron como en la lucha libre, pero con palabras, lo que se dijeron ahí a ella no le importa: no va a influir en su decisión.

No me he informado mucho de los candidatos, porque yo siempre le he ido al PRI (Partido Revolucionario Institucional), para qué desperdicio mi tiempo y voto en los demás’: “El Bronco” con sus locuras de cortar manos”; Anaya, que es un ratero y AMLO con sus chistes que se cree muy gracioso. Meade es el más serio‘‘, cuenta en entrevista con este diario.

Como Suárez, Antonio Nuñez, de 26 años, un chofer de UBER con estudios de preparatoria, también está convencido de que los debates no son otra cosa que “un show“ y no cambiaron sus preferencias políticas: “Mi voto será por Andrés Manuel López Obrador. “Quiero un cambio más radical”

Los cuatro candidatos presidenciales protagonizaron en la contienda electoral tres debates de ideas organizados por  el Instituto Nacional Electoral (INE), el último,  en Mérida (sureste) a dos semanas de las elecciones del 1 de julio. El objetivo fue informar a los votantes, de los cuales, entre el 20 y el 25% son indecisos.

Según las últimas encuestas, Andrés Manuel López Obrador se ubica en primer lugar mientras que Ricardo Anaya y José Antonio Meade se disputan el segundo; el independiente Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, no ha podido superar el cuarto  a pesar de los debates. En los hechos, ninguna tendencia se ha modificado por éstos.

“ Los debates presidenciales son un momento atractivo para los mismos candidatos, sobre todo los que se sienten rezagados, para los medios de comunicación, para los votantes realmente informados o interesados en un tema en específico y la política en general, así como para los partidos, pero no para la mayoría del electorado común’’, observó Nicolás Loza, politólogo de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

Podría pensarse que los debates son coyunturas decisivas en el voto, pero en realidad no influyen, no tienen un efecto extraordinario; suelen ser un evento más en las campañas presidenciales y hasta aburridos porque están hartos de lo mismo’’.

Mientras camina tranquilamente por la calle, el chofer Nuñez, reconoce que justo por la falta de seriedad ni siquiera vio ninguno de los debates porque “sería tiempo perdido’’: los candidatos no proponen, sólo se insultan, no dejan hablar, se desvían del tema…

Dice que a él sí le apasionan los temas importantes como la reforma energética que prometió bajar el costo de la luz, pero sigue igual; los tratados comerciales que sólo apuestan por EEUU y la educación, pero no los abordaron.

En general, los votantes quieren ver impacto en sus bolsillos como Suarez que espera recibir más dinero como madre soltera; lo demás no le importa.