Activistas exigen cese a separación de familias con un minuto de silencio

Las protestas se produjeron un día antes de una gran movilización nacional contra la separación de familias
Activistas exigen cese a separación de familias con un minuto de silencio
Legisladores demócratas y activistas realizan plantón frente a la Patrulla Fronteriza contra la separación de familias, sin lograr arresto. Foto: María Peña/Impremedia

WASHINGTON — En vísperas del “Día del Padre” y de una movilización nacional contra la política migratoria de la Administración Trump, legisladores demócratas y activistas exigieron este miércoles un cese a la separación de familias, y la intervención del Congreso para proteger a los inmigrantes.

En sendos actos de protesta y acompañados de legisladores demócratas de ambas cámaras del Congreso, activistas de diversos grupos pro-inmigrantes en todo el país denunciaron la “brutal” práctica de separar a niños de sus padres cuando son detenidos en la frontera sur, aún cuando tienen casos de asilo legítimos.

En uno de los actos, frente a la sede de la Oficina de Aduanas y Control de Fronteras (CBP) en Washington, el legislador demócrata por Georgia y exlíder del movimiento de los derechos civiles, John Lewis, pidió un minuto de silencio para honrar a las víctimas de la actual política migratoria, en particular los niños no acompañados centroamericanos.

Lewis, de 78 años, estuvo rodeado de activistas con carteles con mensajes bilingües como “las familias merecen estar unidas” y “families belong together”.

La protesta forma parte de una campaña nacional contra la separación de familias. Foto: María Peña/Impremedia

Lewis, quien sufrió en carne propia la represión policial en la década de 1960, afirmó que no hay cabida en EEUU para la separación de niños de sus padres”.

“La Historia no será amable con nosotros. Necesitamos encontrar una manera de aprender de la historia”, dijo Lewis, quien instó a los estadounidenses a salir a las calles a protestar.

No hubo arrestos en el acto de desobediencia civil, aunque el objetivo de los legisladores y activistas era dejarse arrestar para llamar la atención sobre lo que consideran como una tragedia en la comunidad inmigrante.

El acto de desobediencia civil quiso llamar la atención sobre el impacto de la separación de familias en la frontera sur. Foto: María Peña/Impremedia

En ese sentido, el legislador demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, calificó de “vergonzoso” que la CBP no tenga miramientos para arrestar a niños cuando solicitan asilo en la frontera, pero ahora, ante las cámaras de televisión, se niega a arrestar a personas que, sin permiso de protesta, “claramente están violando la ley”.

Entre los manifestantes figuró el actor John Cusack, quien apoya un juicio político contra el presidente Donald Trump.

Entregan 300,000 firmas

Poco antes de esa protesta, decenas de activistas de organismos  nacionales e internacionales, así como legisladores demócratas, también se sumaron a las denuncias contra la separación de familias, y mostraron cajas con más de 300,000 firmas que entregarían al Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El  legislador demócrata por Texas y primer vicepresidente del Caucus Hispano del Congreso, Joaquín Castro, anunció que liderará un grupo de congresistas que visitará varios albergues para niños no acompañados y centros de detención de familias en Brownsville para “inspecciona de primera mano”  la situación de los niños, y exigir rendición de cuentas a las autoridades.

“Es una cuestión de conciencia y del alma del país”, observó Castro.

Preguntado sobre los argumentos que utiliza la Administración para justificar las medidas policiales, Castro replicó que las personas que huyen de la violencia tienen derecho, bajo las leyes de EEUU y el derecho internacional, a solicitar asilo y no merecen el “castigo” que reciben en la frontera.

El senador demócrata de Oregón, Jeff Merkley, que el pasado fin de semana visitó unos centros,  instó hoy al Congreso a poner fin a la separación de familias, y reiteró que bajo la Administración Trump, la Estatua de la Libertad, en vez de portar una antorcha ahora tiene en sus manos “un par de esposas”.

Ese acto en el Capitolio contó con activistas de grupos como Aministía Internacional, Women´s Refugee Comission,  Church World Service, Kids in Need of Defense, y Alianza Américas, entre otros.

Las protestas se llevaron a cabo un día antes de una gran movilización nacional contra la separación de familias, y en vísperas del “Día del Padre” en EEUU, cuando, según activistas, muchos lo pasarán encerrados en una celda.

Abel Núñez, director ejecutivo de CARECEN en Washington dijo que, contrario a lo que se propone la Administración, la separación de familias no frenará la inmigración ilegal pero sí está aterrorizando a las familias inmigrantes.

Alrededor de la web