La protesta forma parte de una campaña nacional contra la separación de familias.