Exinfante de Marina enfrenta la pena de muerte por múltiples asesinatos

Un juez sentenciará a Andrew Urdiales el 31 de agosto
Exinfante de Marina enfrenta la pena de muerte por múltiples asesinatos
Andrew Urdiales es culpable de ocho asesinatos.
Foto: Archivo

Un jurado del condado de Orange recomendó ayer la pena de muerte para un exinfante de Marina que mató a cinco mujeres del Sur de California, incluidas dos en Palm Springs y una en Cathedral City.

Andrew Urdiales, de 53 años, quien ya cumple una sentencia de cadena perpetúa en Illinois por matar a tres mujeres en Chicago, fue condenado por los homicidios del Sur de California el 23 de mayo. El mismo jurado deliberó alrededor de un día antes de recomendar el miércoles que sea ejecutado por los cinco asesinatos.

Un juez emitirá su sentencia el 31 de agosto.

Urdiales mató a cinco mujeres en los condados de Orange, San Diego y Riverside entre 1986 y 1995.

Había sido condenado a muerte en Illinois por los homicidios de Chicago, pero cuando se abolió la pena de muerte en ese estado, fue sentenciado a cadena perpetua sin libertad condicional. Fue llevado al condado de Orange en 2011 para ser juzgado por los cinco asesinatos en el Sur de California.

La abogada de Urdiales, Denise Gragg, argumentó el lunes que los escáneres cerebrales y las pruebas psicológicas demostraron que su cliente tenía síntomas de una persona que padecía el síndrome de alcoholismo fetal parcial. La madre del asesino bebía constantemente, incluso estaba embarazada de Urdiales.

Ese daño cerebral combinado con eventos traumáticos en la infancia lo dejó con problemas para controlar su ira y sus emociones.

Urdiales dijo a los investigadores que se discutió con muchas de las mujeres antes de golpearlas y matarlas. Gragg dijo su cliente a veces se disociaba para no estar presente en forma consciente durante los asesinatos