La extraña (des) aparición de “El Canelo‘‘ de la política 

Los dos últimos gobernadores -los hermanos Humberto y Rubén Moreira- han sido señalados como presuntos facilitadores de las operaciones criminales
La extraña (des) aparición de “El Canelo‘‘ de la política 
Ismael Aguirre Rodriguez, El Canelo de la política en una de sus fotos de Facebook.

MEXICO.- Los últimos pasos certeros que dio el candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a la alcaldía de Nadadores, Coahuila, Ismael Aguirre Rodríguez, a quien apodan “El Canelo’’ por su parecido físico con el famoso boxeador, saltaron entre la felicidad y la tristeza en una de las zonas más contaminadas por el crimen organizado.

El 10 de junio organizó un evento de campaña con ambiente “100% familiar’’, en el que hubo música, toro mecánico, brincolines, botana y antojitos mexicanos; al día siguiente, no hubo más que muerte: la de Fernando Purón Jhonson, aspirante por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la diputación federal por el distrito 01 y ex alcalde de Coahuila.

“Me siento muy consternado por la manera tan atroz y cobarde en que le dieron muerte a un gran amigo’’, escribió en su muro de su red social Facebook. Dos días después desapareció y aún no se sabe muy bien su paradero en medio de la violencia que prevalece en el estado y en el país que se ensaña en últimas fechas con los políticos.

Desde septiembre pasado — cuando inició el proceso electoral— suman 114 los precandidatos y candidatos asesinados sin que ninguno de ellos tenga aún justicia, esto es,  una sentencia condenatoria en contra de los asesinos, una situación que cual provoca miedo: en los últimos días renunciaron 11 candidatos del municipio de Cutzamala, en  Pinzón Guerrero.

En Coahuila, al menos 15 de los candidatos locales han pedido protección del estado tras la muerte de Puron, afirmó el secretario de Gobierno local, José Fraustro.

“Todos sabemos que el principal problema de México es la impunidad: mientras no se atienda y se deje sola a toda es clase política de la provincia mexicana seguirán mandando los criminales’’, dijo Javier Romero, politólogo de la Universidad Autónoma Metropolitana. “Ellos amenazan, ponen y quitan a quienes no les conviene’’.

En medio de la confusión y la falta de resultados para resolver los crímenes surgen todo tipo de especulaciones que casi nunca concluyen y terminan como rumores. En las últimas horas, el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, explicó que fue el crimen organizado el que ejecutó a Purón a quemarropa cuando iba a abordar su vehículo de campaña, sin escoltas.

Fraustro, aseguró que la desaparición de “El Canelo’’ de la política  se debió a una discusión con su esposa, pero hasta el momento el candidato no ha aparecido físicamente ni la familia ha confirmado a este diario la  versión. “Es un asunto personal’’, insistió Frausto. 

Algunos medios de comunicación locales afirman que el político se encuentra en Tijuana, “sano y salvo’’, aunque nadie se explica la relación entre un pleito con la esposa y su traslado a Baja California.

El estado de Coahuila ha estado durante años controlado por grupos del cartel de los Zetas y el Golfo y, al menos los dos últimos gobernadores -los hermanos Humberto y Rubén Moreira- han sido señalados como presuntos facilitadores de las operaciones criminales.