Muere la hija del ex olímpico estadounidense, Bode Miller, y es criticado en las redes sociales

La pérdida de un bebé es una de las mayores tragedias que se puede llegar a sufrir
Muere la hija del ex olímpico estadounidense, Bode Miller, y es criticado en las redes sociales
Bode Miller y su hija, recién fallecida.
Foto: Facebook/twitter

El aclamado jugador olímpico, Bode Miller y su esposa, Morgan, perdieron a su hija de 19 meses, Emeline, cuando se ahogó en la piscina de un vecino durante una fiesta el fin de semana, según informa TMZ.

Un portavoz de la Autoridad de Bomberos del Condado de Orange (OCFA), dijo que Morgan Beck Miller, esposa de Bode y jugadora profesional de voleibol de playa, estaba con su hija en la casa de un vecino alrededor de las 6:30 p.m. PT el sábado por la noche cuando el bebé de 19 meses “desapareció de su vista por unos segundos”.

Encontró a Emmy en la piscina, la sacó de inmediato y llamó al 911, mientras le practicaba la maniobra de reanimación cardiopulmonar.

Los servicios de emergencia llegaron y la llevaron rápidamente al hospital donde más tarde murió. Su padre es el deportista olímpico de esquí más condecorado, habiendo ganado un oro, tres medallas de plata y dos de bronce.

Miller y su esposa tienen otros tres hijos.

La afligida familia publicó este devastador mensaje en las redes sociales. “Estamos mucho más que devastados. Nuestra bebé, Emmy, falleció ayer.

“Nunca en un millón de años pensamos que podríamos experimentar un dolor como este. Su amor, su luz, su espíritu nunca será olvidado. Nuestra pequeña amó la vida y la vivió hasta el último momento”.

El pasado lunes, eequipo olímpico de Estados Unidos envió sus condolencias en un tweet. “Noticias terriblemente tristes entre todos los que formamos el Movimiento Olímpico . #TeamUSA envía sus sinceras condolencias a @MillerBode y a su familia, junto con deseos de fortaleza y ánimos”, decía el tweet.

Pero mientras la familia se tambaleaba de dolor, una matrona llamada Lindsey Meehleis, creó una página de GoFundMe en su nombre para ayudar a “aliviar la carga de las costosas facturas médicas y servicios fúnebres que pronto se acumularán, y para crear un  monumento conmemorativo”.

La página se lanzó el 11 de junio, un día después de la muerte de Emeline, con el objetivo de recaudar $ 40,000 dólares.

Apenas cuatro días después, 405 donantes ya han recaudado $21,369 dólares para Miller y su esposa, quien está embarazada del tercer hijo de la pareja.

Pero existe una creciente reacción en contra de los esfuerzos de recaudación de fondos en las redes sociales, y muchos usuarios señalan que, como campeón de esquí millonario, Miller no necesita donaciones de extraños.

Muchos han argumentado que el dinero se gastaría mejor en familias con dificultades que lidian con tragedias similares, o en causas en las que realmente podría hacerse una diferencia.

Se ha informado ampliamente que el ganador de la medalla de oro tiene un patrimonio neto de $8 millones de dólares. También en su momento tuvo un yate de lujo de 30 metros y era copropietario de un caballo de carreras.

A la luz de esa gran fortuna, los usuarios de las redes sociales han criticado la recaudación de fondos como “absurdamente hortera”, “insultante” y “repugnante”.

En cualquier caso, lo que sí se debe entender es su dolor.