¡Papá, cuida tu salud!

Médico familiar te dice qué cambios de estilo de vida y exámenes preventivos te debes hacer

¡Papá, cuida tu salud!
Foto: Shutterstock

La mayoría de los hombres son más propensos que las mujeres a no cuidar de su salud. Y esa propensión parece ser casi infalible en los padres latinos.

Y es que como dice el Dr. Juan Antonio Silva, experto en Medicina Familiar y vinculado al White Memorial Medical Center  de Los Angeles, los progenitores de habla hispana tienden a no cuidar de su salud y bienestar, “por eso vemos en ellos muy comúnmente altos índices de presión arterial y colesterol, así como la condición de la prediabetes y otras enfermedades relacionadas con la obesidad, el abuso del tabaco y el alcohol”.

El ejercicio es vital

El experto en medicina familiar dice que los padres pueden prevenir estos males haciéndose responsables del cuidado de su salud, al optar por buenos hábitos alimenticios y de hacer ejercicio.

“Es cierto que nuestros padres [latinos] trabajan mucho y se sienten cansados como para ejercitar. Pero, por su salud y el bienestar general de su familia, tienen que hacer el esfuerzo de caminar a diario por un mínimo de 30 minutos, durante seis sesiones a lo largo del día. Esto aplica a los papás de todas las edades”, resalta el profesional de la salud.

Pruebas preventivas

Fuera de estos cambios, también tienen que estar pendientes de mandarse a hacer los exámenes médicos físicos (correspondientes a su edad), al igual que los de sangre por lo menos cada uno o dos años.

“Los exámenes de sangre son importantes porque con ellos chequeamos los niveles del azúcar, el colesterol bueno y malo, cómo se encuentran funcionando los riñones y el hígado y, dependiendo del caso de cada quien, se ve cómo están los niveles de las vitaminas D y B12, que son clave para la salud de la piel y huesos y del sistema nervioso y la energía [respectivamente]”, detalle el galeno.

De ser promiscuo, es importante mandarse a hacer los exámenes de detección de las enfermedades de transmisión sexual (ETS), ya que la mayoría de ellas no presentan síntomas sino cuando ya están en estados avanzados.

La recomendación para no exponerse al riesgo de contraer estas enfermedades —que incluyen el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida—, es la de ser sexualmente activo con una sola persona que se haya comprometido también a practicar el sexo exclusivo.

Con los exámenes de sangre se chequean los niveles del azúcar, el colesterol bueno y malo, así como el funcionamiento de riñones e hígado./Shutterstock

¿Y después de los 50?

Además de estos exámenes, los padres mayores de 50 años deben estar atentos a que se les haga una colonoscopia o una prueba de heces que detectan el cáncer colorrectal.

A los hombres que tienen un historial familiar de cáncer de colon o pólipos, esta prueba se les realiza regularmente antes de cumplir los 50.

También es importante que, según sus molestias e historial clínico, se le haga el examen rectal digital y de antígeno prostático específico en la sangre. Ambas pruebas sirven para detectar  el cáncer de próstata, que es el tipo de cáncer más común entre los hombres y, por su lento y sigiloso desarrollo, resulta fundamental detectarlo a tiempo.

De acuerdo con las estadísticas de la salud masculina, el cáncer de próstata es la causa más común de muerte por cáncer en los hombres mayores de 75 años de edad.

En la actualidad, estos exámenes de próstata ya no se hacen de forma rutinaria en todos los hombres, sino tan solo en los que presentan síntomas.

En cuanto a las vacunas, de padecer una enfermedad crónica, deben asegurarse de recibir anualmente la vacuna contra la influenza. Por lo regular, esta se aplica de forma gratuita o a muy bajo costo en muchos centro médicos antes y durante la temporada invernal.

Pasando los 50 años, también deben cerciorarse de recibir la vacuna antitetánica y antidiftérica de refuerzo cada 10 años. Y después de los 60 años deben preguntar por la vacuna contra el herpes zóste o culebrilla, conocida en inglés como “shingles”.

Y como los hombres no se libran de la osteoporosis, los que tienen de 50 a 70 años deben solicitar el test de la densidad ósea, ya que, en esta etapa de la vida, los del sexo masculino tienen el riesgo de desarrollarla.

Recomendaciones generales

Para una buena salud masculina, el Centro de Detención y control de enfermedades (CDC) de Estados Unidos aconseja:

  • Evitar la obesidad, controlando el sobrepeso.
  • Tener buenos hábitos alimenticios.
  • Disminuir el consumo de alcohol. De tener 65 años o menos, no deben tomar más de dos tragos al día. Y de tener más de esta edad, deben limitarse a tan solo un trago al día.
  • Dejar el cigarrillo.
  • No conducir en estado de somnolencia.
  • Reducir la cantidad de parejas sexuales.
  • Evitar la exposición prolongada al sol.
  • Adoptar una rutina diaria de ejercicio.
  • Reducir el estrés.
  • Dormir ocho horas diarias, de manera profunda y seguidas.
  • Beber ocho vasos de agua de ocho onzas al día.