Prepara tu casa para recibir el verano

Te decimos qué áreas y objetos debes limpiar para disfrutar con más agrado y comodidad los días de calor
Prepara tu casa para recibir el verano
Los muebles del patio, jardín o terraza deben de limpiarse para disfrutarlos con comodidad durante el verano.
Foto: Shutterstock

Se aproxima el verano y hay que preparar la casa para disfrutar de la manera más cómoda, liviana y refrescante los días de reuniones familiares, asados, piscina y calor.

¿Qué hacer y por dónde empezar? Lo primero que tienes que hacer es limpiar tu clóset, guardando suéteres, ponchos, buzos, chaqueta, botas y zapatos cerrados y ubicando tu ropa de verano en los espacios que estos estaban ocupando.

Luego sigue con darle el look veraniego a tu cama, remplazado el cubre lecho y la cobija que usas para encarar las noches frías primaverales por una ropa de cama completamente fresca y liviana.

Adiós a los tapetes

Con la llegada de los días de calor no hay nada mejor que retirar los tapetes que tienes en las áreas más transitadas de la casa, especialmente en las que dan acceso a la salida del patio y el jardín que tanto se usan en esta estación al caer la tarde y los fines de semana.

Antes de guardar los tapetes se recomienda aspirarlos y sacudirlos bien para que queden listos para su uso durante el otoño e invierno. La tarea brinda la oportunidad de revisarlos con detenimiento para eliminar los que necesitan ser remplazados.

El remover durante el verano los tapetes ayuda a que la casa esté más fresca. /Shutterstock

Ventiladores libres de polvo

Al aproximarse el calor conviene limpiar el polvo que se acumula en los ventiladores de techo, pie y mesa, al igual que el que queda atrapado en las campanas y caperuzas de las lámparas.

Y es que por si no lo sabías, el retirar el polvo acumulado en las aspas, cuerpo y ranuras de ventilación del motor es fundamental para garantizar el buen funcionamiento y larga vida del aparato.

Para remover el polvo de los ventiladores de techo de forma segura se recomienda seguir estos pasos:

  • Asegurarse de que el aparato este apagado por completo.
  • Disponer de una escalera segura y firme que permita llegar hasta la altura del ventilador y usando un plumero o paño remover el polvo acumulado en cada aspa o paleta, tanto en su parte de arriba como de abajo.
  • Limpiar la base del ventilador y de las lámparas si es de aquellos que vienen con luz.
Remover el polvo de las aspas o alas del ventilador de techo, pie o mesa ayuda a su buen funcionamiento. /Shutterstock

Limpiar mosquiteros y vidrios de ventanas

Debido a que en verano las persianas o cortinas permanecen abiertas, así como las ventanas para que entre la luz natural, hay que limpiar vidrios y mosquiteros y cerciorarse que estos últimos no tengan orificios por donde puedan ingresar los mosquitos al interior de la casa. De tenerlos hay que cambiar la malla o toda la pieza.

Los vidrios limpios de las ventanas permiten una mejor entrada de la luz solar al interior de la casa. /Shutterstock

Limpiar a fondo los muebles del patio, jardín o balcón

Los muebles del patio, jardín o balcón tienden a ensuciarse mucho ya que siempre están expuestos a las inclemencias del clima, así como al polvo y la suciedad que cae de los árboles, que muchas veces hasta incluye plumas y heces de los pájaros. Por ello es necesario limpiarlos a fondo.

Los elementos para esta tarea dependerá del tipo de muebles que tengas: madera, metal o plástico.

Si tus muebles son de madera entonces tendrás que retirarles primero el polvo y limpiarlos con agua y un jabón de cocina que sea desengrasante. Usa un cepillo para tallar las áreas que presentan manchas. Luego de enjuagarlos y dejarlos secar bien bajo los rayos del sol, lija los espacios que no estén tan parejos y procede a aplicarles un barniz o aceite de linaza para protegerlos del polvo, la humedad, la lluvia, el rocío, los efectos del viento y los rayos del sol, los hongos, insectos y partículas erosionantes.

Los muebles de patio de madera quedan como nuevos al limpiarlos y protegerlos con un barniz o aceite de linaza. /Shutterstock

De ser de plástico, igualmente retírales el polvo y lávalos con agua y un jabón desengrasante, tallándolos con un cepillo. Remueve el jabón y procede a aplicarles, con un trapo, una mezcla de vinagre blanco y agua (preparada en partes iguales). Enjuagar y secar con un paño limpio y seco.

Los muebles de plástico necesitan tan solo de una buena lavada con agua y jabón desengrasante. /Shutterstock

Limpieza de los foros de los cojines

Si las sillas tienen cojines, remueve sus foros y lávalos en la lavadora tal como lo señala el fabricante. Cuando hayan secado, colócalos en los cojines y rocía sobre ellos un poco de spray protector de tela.

Alrededor de la web