Alumnos de Whittier aseguran que por una estafa se quedan sin vacaciones

Estudiantes de secundariadicen haber entregado $40,000; exigen respuestas
Alumnos de Whittier aseguran que por una estafa se quedan sin vacaciones
El grupo de Whittier era de 30 personas entre padres e hijos. / foto: gofundme.

Las ilusiones de un viaje a México, con motivo del fin de clases, que tenían los alumnos de una escuela de Whittier, se vieron empañadas hace unos días cuando ya en el Aeropuerto de Los Ángeles (LAX) y con maleta en mano, les dijeron que no había ningún pasaje bajos sus nombres.

“Enterarnos de eso nos puso tristes a todos… Nosotros y nuestros padres trabajaron muy duro para poder reunir el dinero”, dijo en una entrevista para KTLA la estudiante de último año de La Serna High School Angela O’Brien.

La joven señaló que la aerolínea le informó a su grupo, de 30 personas entre padres y estudiantes, que el viaje había sido cancelado el 15 de junio
—dos días antes de la fecha pactada para viajar— por lo que piensa que la compañía con la que hicieron el trato para el paquete de viaje los estafó.

La reserva

Iris Aguilar, madre de una de las estudiantes, dijo para CBS2 que fue a través de la pagina de Internet Senior Grad Trips que hizo la reserva de cinco días para viajar a Cancún.

“Yo busqué en Google sobre viajes para chicos de último año y me salió esta empresa”, señaló. También agregó que se dio a la tarea de revisar opiniones en línea de otras personas con respecto a esta compañía y que incluso se puso en contacto directo con el supuesto dueño del negocio, identificado como George Barragán.

“Él tomó mis llamadas e intercambiamos textos todo el tiempo”, dijo Aguilar para el medio.

La estudiante Angela O’Brien comentó que antes de mandar su pago decidió buscar los comentarios, o reviews, acerca de la empresa Senior Grad Trips, con sede en Texas, y descubrió comentarios negativos; además de que varias personas acusaban al negocio de tratarse de una estafa.

Indicó que tras conforntarlo, Barragán les envió la confirmación de la reserva de sus boletos de avión y del hotel en Cancún.

“Nosotros buscamos en línea con la compañía aérea y nuestros nombres sí aparecían”, dijo la alumna. Fue por eso que creyeron que todo estaba bien.

Otra estudiante también dio a conocer que días antes del viaje se hizo una videoconferencia con Barragán y sus compañeros, lo cual les dio confianza.

El grupo de estudiantes esperó por cerca de cinco horas en el LAX con la esperanza de resolver el problema y poder embarcarse, según indicó KTLA.

Sin embargo aunque Delta retrasó el vuelo para verificar si no se trataba de una confusión se llegó a la conclusión de que aparentemente el dueño de la empresa solo reservó el viaje pero no llegó a pagar el monto.

Y que lo mismo sucedió con el hotel en México, por lo que ahora los padres señalan que Barragán los habría estafado con $40,000.

Ayuda por Internet

Hoy Aguilar dice sentirse avergonzada luego de que la situación haya terminado así a pesar de su investigación previa de la empresa.

“Los chicos se quedaron enojados y otros llorando, no tanto por el dinero pero por la ilusión que tenían de conocer Cancún junto a sus amigos”, señaló.

Por ello, y mientras se soluciona el problema, la madre se animó a crear una cuenta en el portal GoFundMe para recaudar fondos y lograr juntar el dinero para cumplir el deseo de los estudiantes ya que los padres no pueden costear otros $1,500, que era el monto aproximado que cada uno dio para viajar.

¿Una esperanza?

Según reportaron diversos medios, Barragán envió una carta a los afectados de la secundaria La Serna junto a una disculpa, asegurando que sí pagó por el viaje y junto a la promesa de devolverles el dinero en 30 días.

No obstante, la misma promesa se les hizo en 2017 a un grupo de alumnos de la secundaria La Cienega, en Arizona, quienes también invirtieron dinero para vacaciones que nunca se concretaron, indicó el medio News 4 de Tucson.

Los alumnos indicaron que Barragán les dijo que todo había sido culpa de un empleado al que supuestamente despidió y prometió devolverles el dinero, inversión que luego de tres semanas no había llegado.

Al cierre de edición, la compañía Senior Grad Trips no respondió al correo electrónico, ni a las llamadas de La Opinión.