Cómo terminar la relación con un cónyuge narcisista

Experta en divorcios ofrece algunas herramientas que ayudan a restaurar la autoestima y reconstruir la estabilidad física, mental y emocional

Aunque puede ser 'complicado' para la mujer retomar su autoestima tras divorciarse de un narcisista, tampoco es imposible si se ponen en prácticas ciertos consejos de autoayuda.
Aunque puede ser 'complicado' para la mujer retomar su autoestima tras divorciarse de un narcisista, tampoco es imposible si se ponen en prácticas ciertos consejos de autoayuda.
Foto: Shutterstock

La tensión mental y emocional que muchas mujeres sienten durante el proceso de un divorcio con una pareja narcisista es desafiante y agotadora.

Y es que como explica la coach de vida Kathryn Mitchem, especializada en la filosofía y práctica del yoga y el apoyo emocional a las mujeres que enfrentan el divorcio, el tener que negociar y lidiar con un narcisista durante un divorcio puede llevar a muchas mujeres hasta el punto de sentir que han perdido su identidad, estima y hasta su sanidad mental.

La razón: el agotamiento mental y físico que no les permite lograr un control racional ante las tácticas que este tipo de personas tóxicas utilizan para lastimar y dominar a sus víctimas, entre ellas: manipulación emocional, comentarios crueles, culpabilidad, menosprecio, etc.

Sin embargo, Mitchem asegura que estas mujeres pueden reconstruir sus vidas desvinculándose (o desconectándose) por completo de su expareja para ganar su autoestima, la claridad mental, el control y avance de los objetivos personales.

Cómo hacerlo

Kathryn Mitchem dice que aunque “puede ser complicado” el retomar el control personal emocional en estos casos tampoco es un imposible,  si se ponen en práctica estos cinco puntos que ayudan en el proceso de sacar de una vez por todas de la mente, vida y corazón al ex narcisista:

1. Educarse muy bien sobre las características del hombre narcisista

“Los narcisistas clásicos carecen de empatía”, explica Mitchem. “No están dispuestos a reconocer o identificarse con los sentimientos y las necesidades de los demás. No les importa el dolor que infringen a los demás”.

Fuera de ello, se caracterizan por:

  • Tener un sentido grandioso sobre sí mismos y creen que pueden actuar fuera de los límites y/o las normas legales.
  • Ser deshonestos y maestros en crear con agilidad una buena imagen de ellos mismo frente a los demás.

La experta asegura que el conocer a fondo estas características básicas del comportamiento de los narcisistas sirve para estar más preparadas para encarar los desafíos que puedan surgir en el proceso del divorcio, compartir la convivencia de los hijos (si así lo dictamina el juez familiar) y, lo más importante, volver a establecer una relación con este tipo de persona.

2. No prestar atención a las críticas destructivas

“Mientras se está en el proceso del divorcio o la sanación de las heridas que pudo haber dejado este, hay que crear un buen espacio mental y emocional en el cual el narcisista no puede acceder ni tocar, para poder ser fuerte y retomar el control de la vida”, aconseja la experta. “Este espacio se puede edificar con la ayuda de un terapeuta, coach de vida, grupo de apoyo, el yoga o curso de superación personal que ponga a la persona [mentalmente] muy lejos del narcisista”.

3. Aceptar que no cambiará sus puntos de vista

Una vez que la esposa sale de la vida de un narcisista tras un divorcio, Mitchem advierte que ésta se convertirá en su enemigo por haberse atrevido a lastimar la frágil imagen que este tiene sobre sí mismo.

“Esto significa que [el narcisista] arremeterá, menospreciará y reaccionará con furia en contra de la persona con quien compartía la vida. ¡Y hay que estar preparada!”, explica la coach de vida. “Así que es importante, como mujer, el continuo trabajo de la recuperación de la autoestima o amor propio […]. Para ello se puede, por ejemplo, descubrir nuevos talentos y buscar las actividades para desarrollarlos ”.

4. Trabajar en el fortalecimiento de la relación con los hijos

De haber hijos en medio, Mitchem dice que es importante para las madres trabajar a diario en el fortalecimiento de su relación personal con los hijos sin tener en cuenta lo que el exmarido narcisista les diga sobre ella, ya que “los niños son inteligentes y, a menudo, saben diferenciar entre la manipulación, el verdadero amor y la auténtica conexión”.

5. Establecer límites legales firmes y limitar el compromiso

“Un excónyuge narcisista puede amenazar con “destruir” a la madre que empieza a defender lo que ella y sus hijos necesitan para seguir adelante”, resalta la experta. “Puede amenazar con llevarse a los hijos, o nunca darles un centavo de manutención o pensión alimenticia […]. Pero no hay que tener miedo ante su retórica. Lo hay que hacer es acudir a la ley para hacer cumplir lo acordado o tener la seguridad personal”.