La Víbora: Mexicanos, no sueñen con su selección en la final por favor

A nuestra serpiente comentarista del entretenimiento no se le escapa nada ni nadie

Ahí están otra vez los fans del Tri alimentando esperanzas,/Archivo
Ahí están otra vez los fans del Tri alimentando esperanzas,/Archivo
Foto: Especial / Agencia Reforma

Queridos viborolectores mexicanos, quisiera felicitarlos por el avance de su selección en el mundial de futbol pero no puedo. Con ese equipo siempre es lo mismo: empiezan muy briosos, ganando uno o dos partidos, y luego zácatelas, santas golizas que les ponen. Ni la virgencita de Guadalupe puede ayudarlos.

Esta semana quedó una vez demostrado que no es suficiente imaginarnos cosas ching*nas, como sugirió Chicharito. Debe ser todo: buen equipo, tener buen entrenador, ser disciplinados, en fin. No solo ir encomendados a la buena de dios, porque de milagro jamás llegarán a la final.

No es suficiente imaginarse “cosas ching*nas”, como dice El Chicharito./Archivo

Ahora ya vieron, Corea les hizo el favor, y ahí están otra vez los fans del Tri alimentando esperanzas, cuando en realidad lo que deberían de tener es la confianza plena de que tienen una buena selección, confiable y dispuesta a hacer un buen papel en este torneo. Sorry, pero de esto nada. Les apuesto que luego de la reverenda goleada que les puso Suecia ya no le queda mucho tiempo de vida a esa selección en el campeonato. Ojalá me equivoque.

En cosas menos tristes, se nota que a Roberto Payazuelos le dolió que Luis Miguel lo haya ventaneado en “Luis Miguel: la serie”, ¿verdad? Para muchos era un misterio que la amistad entre estos dos niños naranja -por el bronceado exagerado que les gusta lucir- haya terminado luego de haber sido tan cercanos.

Se reveló el secreto de la separación entre Roberto Palazuelos y Luis Miguel./Archivo

Bueno, pues el misterio quedó resuelto: Luismi no soportó que Payazuelos le dijera que su hija Michelle le importaba un pepino, lo cual es verdad. Así que decidió alejarse de él para siempre, parece, mientras que Roberto tampoco aguantó que Luis Miguel se hubiera burlado de su entonces incipiente carrera de actor.

La verdad, siendo sinceros, Payazuelos es bastante malito frente a las cámaras. O sea que quedaron a mano, ¿no creen?