Activistas proinmigrantes y un concejal angelino son arrestados por bloquear la entrada de edifico federal de Los Ángeles

El concejal angelino Mike Bonin fue uno de los detenidos en la protesta contra ICE
Activistas proinmigrantes y un concejal angelino son arrestados por bloquear la entrada de edifico federal de Los Ángeles
Unas 20 personas bloquearon la entrada de un edificio federal del centro de Los Ángeles. (Jacqueline García)

A costa de su propia libertad y seguridad un grupo de activistas comunitarios, de fe y hasta un concejal de la ciudad de Los Ángeles bloquearon la entrada del estacionamiento del Centro Metropolitano de Detención migratorio como parte de un llamado a nivel nacional al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) para que detenga la separación de familias inmigrantes en la frontera.

“Siento que este movimiento [de bloquear la entrada del edificio] es necesario porque yo soy padre y no quiero que ningún padre sea separado de sus hijos”, dijo el concejal Mike Bonin, quien representa el Distrito 11. “Cuando el gobierno arranca a los niños de los brazos de sus padres, abre cárceles para bebés y arroja a familias que buscan asilo a campos de internamiento, ¿Cómo es que un padre no va a correr el riesgo de ser arrestado?” cuestionó Bonin.

Angélica Dueñas, una de las activistas que participó en la desobediencia civil, dijo que para ella este movimiento es drástico pero necesario para que Estados Unidos escuche la preocupación de sus propios ciudadanos.

“Tenemos que ponernos las pilas y levantarnos y tener el valor de estar aquí presente y hacer nuestras voces oír porque hay gente que no puede hablar, que tiene miedo y esta escondida”, expresó. “Nosotros que tenemos el privilegio [de ser ciudadanos estadounidenses] tenemos la responsabilidad de representarlos”.

Dueñas añadió que las cosas malas del mundo no pasan tanto porque haya gente mala, sino más bien porque mucha gente buena no hace nada. “Esperamos ahí al lado diciendo, ‘alguien tiene que hacer eso, alguien tiene que arreglar las cosas’”.

Angélica Dueñas fue arrestada tras participar en el acto de desobediencia civil a favor de las familias inmigrantes en la frontera. (Jacqueline García)

El movimiento nacional ocurre dos días después de las masivas manifestaciones por todo el país que se llevaron a cabo el sábado en protesta contra las políticas de ICE para separar familias.

Con cantos y rimas en coro, los activistas reunidos el lunes por la mañana pidieron que se cancele ICE, que esta causando tantos problemas a familias que huyen de la violencia y el crimen, dijeron.

El concejal Mike Bonin fue arrestado tras participar en el acto de desobediencia civil a favor de las familias inmigrantes en la frontera. (Jacqueline García)

La activista Daisy Vega, originaria de El Salvador y quien ha vivido en Estados Unidos por 18 años, dijo que ella vivió en carne propia la violencia que la obligó a huir de su país.

“A mí me pusieron una pistola tres veces en la cabeza”, relató Vega, quien apoyó al grupo que realizó la desobediencia civil. “Y ya aquí en Estados Unidos en el 2014 querían deportar a mi hijo que traje conmigo cuando tenía 3 años porque pusieron mal la fecha de cuando él llegó aquí”, recordó.

Ella reconoce que este tipo de problemas han dejado secuelas en su hijo, quien ahora tiene 21 años.

“Mi hijo tiene traumas, de niño él se escondía debajo de la cama. Pensaba que se lo iban a llevar”, dijo Vega.

La mexicana Zuleima Jiménez también apoyó la causa. Ella llegó junto a su hija Juliana Bernal de 3 años y dijo que como madre de dos niños se puede imaginar el dolor que han de estar sufriendo los padres y sus hijos separados.

“Yo me pongo en los zapatos de las madres que no están con sus hijos y que los estén tratando como criminales encerrados no es justo”, dijo Jiménez. “Yo llegué con mis padres [a Estados Unidos] a los 3 años y eso nos pudo haber pasado a nosotros, por eso vengo a dar mi apoyo”, reconoció.

Unas 20 personas bloquearon la entrada de un edificio federal del centro de Los Ángeles. (Jacqueline García)

 

Arrestados y citados

Poco después de las 11:00 de la mañana y tras varias advertencias de parte de la Policía de Los Ángeles (LAPD) para dispersar la congregación ilegal, más de una docena de activistas que bloquearon la entrada fueron arrestados.

Uno a uno, los agentes pedían que se levantaran para esposarlos. Algunos cumplían con la orden inmediatamente; otros cedían lentamente.

El sargento y portavoz del LAPD Héctor Guzmán dijo que los activistas enfrentan cargos por la congregación ilegal, sin los premisos apropiados y por rehusarse a dispersar el área cuando se les pidió.

“Los individuos llegaron aquí a la corte federal y bloquearon la entrada del edificio. Les dieron tiempo de dispersarse, y las medidas que podían tomar. Aproximadamente 10 minutos después que se les dio la orden fueron arrestados”, dijo Guzmán. “Aproximadamente 20 se rehusaron de dispersar pero todavía no tengo el número exacto”.

Unas 20 personas bloquearon la entrada de un edificio federal del centro de Los Ángeles. (Jacqueline García)

Guzmán dijo que los arrestos fueron sin incidentes ni uso de fuerza. “Depende de cada persona si no tienen otros cargos, orden de arresto o historia criminal. Si no tienen cosas así puede ser que los suelten en unas cuantas horas después que los procesen”, recalcó.

Mientras tanto los activistas dijeron que continuarán realizando manifestaciones hasta que cese el maltrato de familias inmigrantes que solo buscan un futuro mejor.

Alrededor de la web