Este entrenador nos dice porqué no debemos tomar licuados de proteinas

Un experto asegura que no es necesario volverse consumidor de este tipo de productos

Este entrenador nos dice porqué no debemos tomar licuados de proteinas
Imagen ilustrativa
Foto: Getty

Con el verano llegando, millares de personas buscan un físico perfecto y con ello un régimen que les permita obtenerlo, lo que abre las puertas a los fabricantes de alimentos y complementos alimenticios para vender sus productos.

 Max Lowery es un entrenador  que ha creado un sistema de doble alimentación intermitente y que advierte de los peligros de beber estos licuados de proteínas que prometen grandes resultados para quien los toma constantemente.

El “boom” de los ejercicios de alto impacto ha hecho que muchos usuarios de gimnasios se vuelvan adeptos a estos licuados o malteadas, mismas que en sí, deberían de ayudar a la recuperación de los músculos tras el esfuerzo físico, aunque no hay nada que nos haga pensar que se deba consumir con tanta asiduidad.

View this post on Instagram

#mentalhealth • A recent meta-analysis of 33 random controlled trials suggests that resistance training (weight training) was associated with a 45% reduction in multiple depressive symptoms. • I regularly talk about exercising for positive reasons, not negative reasons like weight loss, or having a negative body image. • Focus on all the amazing positive benefits you get from exercising, it will mean it becomes a way of life, rather than something you do in the short term. • Study: https://jamanetwork.com/journals/jamapsychiatry/article-abstract/2680311 • #depression #exercise

A post shared by Max Lowery (@max.lowery) on

“En realidad las únicas personas que se ven beneficiadas por estos licuados y malteadas son quienes llevan una dieta vegana descuidada o los atletas de alto rendimiento que llevan planes de entrenamiento dos veces al día por seis días a la semana”, asegura Lowery.

El entrenador que antes fue competidor de alta velocidad asegura que una persona común apenas necesita entre 60 y 75 gramos de proteína, y aún sometida a un método de entrenamiento de tres semanas solo necesitaría 1.2 gramos por kilogramo de peso corporal, lo que se puede obtener de una comida normal.

“De hecho, demasiada proteína podría causar una baja de azúcar y crear insulina, lo que beneficia a la acumulación de grasa, un fenómeno llamado gluconeogénesis”.

“Muchos de estos productos contienen endulzantes artificiales y jarabe de maíz, suclarosa y  acelsufamo potasio, mismos que son adictivos y envían una señal al cerebro de que necesita tomar más de estos productos, aunque por sí mismos no contienen calorías”, explicó el atleta.

Estos polvos, por lo general son tratados de manera química “por ello no es sorpresa que los endulcen tanto, solo para cubrir el mal sabor que representa el proceso del que hablamos”.

Para una adecuada ingesta de estos complementos, Lowery recomienda los que son de origen vegano, pues tienen una mejor calidad en cuanto a sus compuestos.

Estos licuados y malteadas finalmente se han convertido en una parte del entrenamiento diario de muchas personas y aunque en general ayudan, Lowery recomienda no caer en el círculo de su consumo si en realidad no se le necesita.