Pies radiantes bajo el sol

Secretos de belleza naturales para que luzcan hermosos
Pies radiantes bajo el sol
El verano siempre exige unos pies bien cuidados, bien relucientes
Foto: Shutterstock

¡Llego el momento de lucir los pies! El verano obliga a vestirlos con sandalias u otros estilos de calzado que los dejan al aire, y hay que tenerlos con su mejor cara para que luzcan radiantes.

Para ello, Rosy López —experta en productos naturales de belleza y fundadora de la compañía Secretos Naturales (basada en el Valle de San Fernando, California)— dice que hay que dedicarse con constancia a la tarea de desinflamarlos, exfoliarlos, hidratarlos y embellecer sus uñas.

“Para embellecer los pies y sus uñas no necesitamos gastar dinero en un pedicure en un spa o salón de belleza, podemos hacerlo en casa con productos que tenemos en la despensa, la refrigeradora y el botiquín”, asegura la autora del libro “Secretos de Mujer”.

Afuera hinchazón

Antes de empezar a embellecer las uñas, lo primero que se debe hacer es desinflamar los pies que tienden a inflamarse con la llegada del calor, especialmente en aquellas que presentan la retención de líquidos en este temporada.

Esta tarea se realiza poniendo en un balde medio galón de agua caliente a la que se le agregan dos cucharadas de sal gruesa (o marina).

“Los pies se sumergen en esta mezcla de 15 a 25 minutos y luego se enjuagan con agua tibia. Es increíble como quedan de desinflamados y relajados con tan solo este truco”, resalta López.

De no tener sal marina en casa, se puede usar la popular sal de Epson, que también es excelente para desinflamar.

No hay como el agua caliente con sal gruesa ya sea blanca o rosada) para desinflamar los pies. /Shutterstock

Exfoliación

Estando los pies desinflamados y la piel de la planta algo blanda, se sigue con el tratamiento de exfoliación.

“No hay nada mejor que la mascarilla del azúcar morena y flor de jamaica para suavizar la piel de los pies”, asegura la experta en productos naturales.

Esta se hace mezclando en un tazón dos cucharadas del azúcar morena, un puñado de flores de jamaica (bien trituradas) y una cucharada de aceite de oliva.

“La aplicación de esta mezcla se hace flotándola con suavidad por toda la planta, dedos y parte superior de los pies, llegando hasta la altura de las pantorillas”, explica López. “Esta mascarilla ayuda a desinflamar también los pies porque la jamaica tiene propiedades diuréticas”.

Esta mascarilla se retira con medio galón de agua caliente con una cucharadita de vinagre blanco.

Las pastillas de aspirinas “son también buenísimas” para remover las durezas que se tengan en la planta de lo pies. Según explica López, con estas se hace una mascarilla suavizante con siete u ocho aspirinas (de las grandes), que se ubican en una platón o recipiente (no tan hondo) donde quepan los pies, y después de haber vertido sobre ellas unas cinco o seis cucharadas de agua se tallan los talones sobre ellas hasta que queden completamente disueltas.

Lo que sí hay que evitar a toda costa es el uso de navajas, cuchillas o rastrillos para remover los callos o durezas. “Esto no ayuda para nada y si se corre el riesgo de heridas en la piel”, alerta López.

Y para unas uñas con su brillo y color natural, no hay nada mejor que con un cepillito (de limpieza de uñas) tallarse esas aspirinas derretidas en cada una de ellas, dejándolas humedecidas por unos cuantos minutos y después enjuagar, anota la experta.

Hidratación

Teniendo los pies bien secos, se prosigue con el tratamiento de humectar la piel y blanquear las uñas.

“La hidratación la vamos a hacer con una mascarilla que se elabora con  dos cucharadas de avena, dos cucharaditas de miel de abejas y medio aguacate bien machacado”, detalla López. “De no tener aguacate, podemos remplazarlo con medio banano o media taza de yogur regular”.

Esta mascarilla se deja actuar entre 10 o 15 minutos y luego se enjuaga con mucha agua tibia, y de sentir que los talones no quedaron lo suficientemente hidratados se les aplica un poco de la crema humectante que se usa para el cuerpo.

“Personalmente uso en los pies cremas humectantes carentes de olor y no grasosas. Y me gusta maquillarme los talones [utilizando un poco de rubor para el rostro] cuando voy a usar sandalias o cualquier otro estilo de zapato que dejan los talones al descubierto. Este es un tip para darle belleza a esa parte del cuerpo”, dice la creadora de varias cremas naturales para el cuidado de la piel.

A quienes tienen unos talones agrietados o con la piel demasiada reseca, la experta les aconseja aplicarles un poco de vaselina o Vick Vaporu antes de ir a la cama y dormir con calcetines.

“El aceite de almendras es otro producto bueno para suavizar los callitos o durezas que se tengan en la planta de los pies”, agrega la experta. “El té de manzanilla también es excelente para suavizar la piel reseca, inflamada o endurecida”.

Para el último tratamiento, López explica que se deben de sumergir, de 10 a 15 minutos, los pies en medio galón de té de manzanilla caliente y después exfoliarlos con la mascarilla de azúcar morena y jamaica, terminándolos de suavizar con una crema hidratante de ser necesario.

Uñas hermosas y a la moda

Y para que los pies luzcan resplandecientes bajo los rayos del sol, la manicurista y pedicurista Ofelia Almeraz, propietaria del salón Alexia’s Nails (basado en South Gate, California), dice que también hay que ponerle cariño a las uñas.

“De quererlas llevar despintadas, entonces hay que aclarar sus tonalidad si es que se tienen amarillas por tanto uso de esmalte”, aconseja Almeraz. “Y para desmancharlas, yo siempre sugiero tallarlas con un algodón mojado con un poco de bicarbonato de sodio con agua o con agua oxigenada diluida con un poquito de agua regular”.

Para que se vean prolijas, es importante cortarlas y limarlas a la misma altura. Y para proteger su cutícula se sugiere mantenerlas siempre pintadas con una base o brillo al natural.

Pintadas a la moda

Como definitivamente los pies veraniegos se ven mucho mejor cuidados con las uñas pintadas, Almeraz dice que hay que embellecerlas con los tonos de los esmaltes “trendy”.

El amarillo fuerte es el esmalte estrella de esta temporada, al igual que el el blanco, el negro, el morado, el azul celeste, el rosado bajito y el infalible rojo”, comparte Almeraz.

El tono blanco está entre los esmaltes que marcan este verano. /Cortesía

Llevar un sticker de flores en la uña del dedo gordo del pie es otra de las tendencias.

Llevar sticker de flores en la una o ambas uñas del dedo gordo del pie, es una de las tendencias del verano 2018./Shutterstock

“Esto sticker se pueden comprar y aplicarlos con facilidad en la casa seguir al pie de la letra las instrucciones del producto”, concluye Almeraz.