Dos motivos por los que acusan a La Academia 2018 de fraude

En redes sociales se han viralizado un par de historias que ponen en duda la veracidad sobre el pasado de sus concursantes

No han pasado ni 48 horas del estreno de la nueva edición de La Academia, el famoso reality show de TV Azteca que consiste en buscar a la nueva estrella de la música, no solo de México sino de América Latina, y el programa ya ha dado mucho de qué hablar debido a varias polémicas, incluido un par de fraudes.

Resulta ser que en Facebook, un chico llamado Federico Goyeneche Tres, quien es originario de Veracruz, subió una fotografía en donde relata qué él hizo el casting y que llegó prácticamente hasta la última instancia, por lo que de los concursantes que fueron presentados el domingo, según Federico, solo tres realmente hicieron el procedimiento para poder participar en el programa de principio a fin

“Para mi sorpresa……. de los 25 – 30 que llegamos al final de la selección en el programa hay 3. Si, si 3!!! Me pregunto de dónde salieron los otros 15????? Mmmmm….. que opinan???”, es lo que escribió este chico veracruzano.

¿Profesionales entre los concursantes?

Otra de las grandes polémicas de La Academia 2018 fue la incursión, supuestamente de último momento de una chica de 18 años de la Ciudad de México llamada Marian Salinas, quien durante la transmisión del primer programa recibió una llamada por parte de la producción para ingresar en lugar de Sofía Luna, una joven de Monterrey, Nuevo León, que había sido seleccionada como finalista pero que al final, no se presentó a la cita, sin dar explicación.

Increíblemente, Marian salió rápidamente arreglada, pues ya la esperaba una camioneta con un camarógrafo para trasladarla a los foros de TV Azteca, lo cual se les hizo muy extraño a los televidentes, si supuestamente todo fue de última hora.

Luego de su participación y de que hizo llorar a Adal Ramones por haberse quedado en la competencia, en redes sociales comenzaron a circular imágenes que demostrarían que Marian tiene ya rato dedicándose profesionalmente a la actuación y al canto, pues ha participado en varias pequeñas puestas en escena, hecho que hace que la gente dude de la veracidad del reality.

Además, otra de las participantes, Montserrat Ibarra, ya había concursado en 2013 en “La Voz México”.