Los 5 mejores colores para la habitación de tu bebé, según el Feng-Shui

Si estás en la dulce espera y no sabes de qué color pintar su recámara, aquí te decimos cuál es el mejor para elegir

¿Cómo pintar el cuarto de tu bebé para que sea totalmente armónico?
¿Cómo pintar el cuarto de tu bebé para que sea totalmente armónico?
Foto: Pixabay

La llegada de un bebé trae consigo muchos preparativos, entre ellos y quizá uno de los más importantes es adaptar una habitación de tu hogar exclusivamente para él o ella.

Es por ello que semanas antes del nacimiento vemos a los futuros padres haciendo limpieza y comprando todo tipo de muebles, juguetes y accesorios para hacer de la habitación del bebé un lugar único, lleno de tranquilidad, armonía, amor y paz.

Para todo aquel que será papá o mamá no hay más grande ilusión que decorar con sus propias manos y recursos el cuarto de su bebé, lo cual implica en la gran mayoría de los casos, pintar las paredes del color que más les agrade, y sobre todo que vayan en concordancia respecto a si será niño o niña.

En seguida te decimos cuáles son los mejores colores para pintar la habitación de un bebé, de acuerdo a las recomendaciones dadas por el Feng-Shui, para que emane mucha luz y energía propia.

Azul cielo

Es el color preferido cuando se va a tener un niño. Tiene un efecto apaciguador, calmante y de serenidad plena, por lo que les ayuda a conciliar rapidamente el sueño y los libera de la ansiedad. También aseguran que disminuye las pulsaciones, baja la presión sanguínea y reduce el apetito.

Rosa pastel

También posee efectos calmantes y relajantes.  Promueve la afabilidad y el afecto. También está lleno de una carga muy positiva. Da energía y suaviza el carácter, tendiendo hacia la dulzura, la constancia y la delicadeza.

Amarillo tenue

Representa la luz. En China es considerado símbolo de optimismo y de claridad. No se recomiendan amarillos brillantes ya que dificulta el sueño.

Violeta

Está vinculado a lo femenino. Se le considera un color relajante y para el Feng Shui, expresa exclusividad y autoridad.

Blanco Puro

Es el color de la inocencia, paz, infancia, divinidad, estabilidad, calma, y armonía, Pero para el Feng Shui, es un color que puede evocar frialdad. Por lo tanto, no es apropiado para el cuarto de niños muy pequeños.