Más de 170 personas mueren a manos de policías en California en 2017

Más del 90% de los civiles muertos o heridos en los incidentes de 2017 eran hombres, según el informe del Departamento de Justicia. Aproximadamente el 44% eran hispanos, el 30% blancos y el 19% afroamericanos.
Más de 170 personas mueren a manos de policías en California en 2017
Agentes del LAPD durante una práctica de tiro en la Academia de Policía. (Aurelia Ventura)

Mientras la Legislatura de California considera un proyecto de ley requeriría mayor transparencia de las autoridades sobre incidentes de uso de fuerza, el Departamento de Justicia del estado informó el lunes un aumento en el número de víctimas durante los enfrentamientos entre la policía y civiles en 2017.

Dos agentes y 172 civiles murieron, principalmente por heridas de bala, según un informe sobre más de 700 incidentes de uso de fuerza en todo California que resultaron en “lesiones corporales graves o la muerte”. Cientos más fueron heridos. Esa cifra representa un auge significativo en comparación con 2016, cuando cinco agentes y 157 civiles murieron en incidentes similares.

En la mayoría de las muertes del año pasado, los policías percibieron que los civiles iban armados, encontró el informe. No concluyó si esos fallecimientos estaban justificados.

El Proyecto de Ley 71 de la Asamblea, redactado por el asambleísta Freddy Rodríguez (D-Pomona), requiere que las agencias policiales de California reporten los incidentes de uso de la fuerza que ocasionen graves lesiones corporales, muerte o que involucraron la descarga de un arma de fuego.

Los datos no incluyen la muerte a tiros de Stephon Clark, quien fue muerto por la policía de Sacramento en marzo.

Ese incidente, que tuvo lugar en el patio trasero de la casa de su abuela, desató la indignación de los residentes de Sacramento y exigió a los agentes del orden más responsabilidad en el uso de la fuerza letal. En unas semanas, la asambleísta Shirley Weber (D-San Diego), presentó el proyecto de ley 931, que aumentaría el estándar estatal para el uso letal de la fuerza de “razonable” a “necesario”.

Más del 90% de los civiles muertos o heridos en los incidentes de 2017 eran hombres, según el informe del Departamento de Justicia. Aproximadamente el 44% eran hispanos, el 30% blancos y el 19% afroamericanos.

Casi el 60% de los agentes involucrados en incidentes de uso de la fuerza eran blancos. Aproximadamente un tercio eran hispanos, otro 5% eran asiáticos y el 4% eran afroamericanos.

La gran mayoría de sus lesiones se produjeron mientras los agentes arrestaban o detenían a personas.

A nivel local, este martes la junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles aprobó un acuerdo de 2.5 millones de dólares en el caso de un hombre latino muerto a tiros por agentes del Sheriff. El incidente que ocurrió en 2015 detalla que Johnny Martínez, de 28 años, amenazó a los agentes con un cuchillo y ellos respondieron con balas después de haber tratado métodos no letales.