Trabajadores de lujoso restaurante en Beverly Hills en voz de protesta

Alegan sufrir robo de salarios, maltrato verbal, acoso sexual y racismo
Trabajadores de lujoso restaurante en Beverly Hills en voz de protesta
Los trabajadores del Caffe Roma ubicado en Beverly Hills llevaron a cabo una protesta contra una serie de abusos laborales. (Aurelia Ventura/La Opinión).

Casi dos docenas de trabajadores y extrabajadores de un exclusivo restaurante de Beverly Hills llevaron a cabo hoy una protesta contra los supuestos abusos laborales a los que se ven sometidos durante su jornada tales como robo de salarios y propinas, maltrato verbal, acoso sexual, racismo y discriminación.

La Opinión buscó tener la versión del propietario de Caffe Roma, Agostino Sciandri, pero al cierre de esta edición no había respuesta. Cuando se llevó a cabo la manifestación, no estaba presente. 

Un trabajador que pidió mantener el anonimato por temor a un despido, dijo que están sometidos a altos niveles de estrés porque una persona hace el trabajo de tres. Pero eso no es todo, indica que “nos tratan a gritos, y si uno se queja, le dicen que se puede ir”, comenta.

Añade que por esa razón, la rotación de personal y la explotación laboral son muy altas. “La filosofía del dueño es si a este trabajador no le gusta, es el que sigue”, indica.

Trabajadores del Caffe Roma de Beverly Hills exigen un mejor trato y que acabe el robo de sus salarios. (Aurelia Ventura/La Opinión).
Trabajadores del Caffe Roma de Beverly Hills exigen un mejor trato y que acabe el robo de sus salarios. (Aurelia Ventura/La Opinión).

Dice que les pagan el salario mínimo de 12 dólares por hora. “Pero nunca sabemos si el dinero que nos pagan está completo. A la bartender la despidieron porque no quiso firmar que estaba de acuerdo con el pago. El dueño argumentó que la despidió porque estaba tomada, pero eso no es verdad”, expone.

Menciona que hace poco más de un año, les retrasaron el cheque salarial hasta cinco días sin poder cobrarlo por falta de fondos. “Esto nos parece muy extraño sobre todo porque el restaurante es de alta cocina y tiene muchas celebridades como clientes. Actores de la talla de Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger, Jean-Claude Van Damme y otros  famosos”, menciona.

La mayoría de los empleados son latinos y europeos, menciona.

“Caffe Roma paga a tiempo” o “Detén el abuso” se leyó en pancartas de los mani. / fotos: Aurelia Ventura.

El exclusivo comedor especializado en comida italiana se encuentra en el 350 al norte de Canon Drive en Beverly Hills. Es famoso por ofrecer una de las “horas felices” más baratas de la región.

Manuel Villanueva, del Centro de Oportunidades para los Restaurantes de Los Ángeles (ROC-LA), una organización comunitaria sin fines de lucha que aboga por las condiciones de los empleados de los restaurantes, dice que los supervisores suelen llamar “perros” a los trabajadores.

“A un trabajador que se tomó un día de enfermedad, y no llevó comprobante médico, lo despidieron”, dice.

También se quejan de que no se permite que los trabajadores vayan a comer con sus familias al restaurante. “Una trabajadora que maltrataron mucho, ahora está en terapia psicológica, dependiendo de un animal de soporte”, indica.

Trabajadores del Caffe Roma de Beverly Hills exigen un mejor trato y que acabe el robo de sus salarios. (Aurelia Ventura/La Opinión).
Trabajadores del Caffe Roma salieron a las calles a marchar contra el trato laboral que reciben, dicen. (Aurelia Ventura/La Opinión).

“Con frecuencia, les dan cheques que rebotan por no tener fondos. Cuando se quejan, les quitan horas de trabajo, o los mandan a su casa con la promesa de que si los necesitan, los van a llamar a trabajar”, sostiene.

El acoso sexual se manifiesta de muchas maneras. Villanueva asegura que algunas meseras son acosadas por los clientes y no pueden quejarse porque el lema es mantener al cliente feliz. “Algunos clientes suelen meter la mano debajo de la falta de las meseras”, enfatiza.

Cansados de los abusos en su lugar de trabajo, decidieron comenzar por hacer una protesta. “Las muchachas ya no aguantan. Quieren que acabe el acoso, el robo de salarios, el racismo, la discriminación y el maltrato. Ya basta de que no haya ninguna consecuencia ni castigo para los responsables”, apunta Villanueva.

Los trabajadores hicieron una marcha con pancartas y cánticos que comenzó en el parque que tiene el nombre de la ciudad de Beverly Hills hasta el Coffee Roma, unas cuadras adelante. Entraron y leyeron en voz alta sus peticiones. La manifestación fue alrededor de las tres de la tarde y había algunos clientes en las mesas y el bar.

En la petición entregada al propietario, le solicitan una junta para discutir lo que consideran prácticas injustas e ilegales que experimentan los empleados.

“Nuestras propuestas incluyen, pero no se limitan al acoso sexual, robo de propinas, falta de pago del tiempo extra, negativa para pagarles los descansos y periodos de almuerzo, impuntualidad en el pago del salario y falta de transparencia con relación a los días de enfermedad”, indican en la carta dejada al dueño del restaurante.

Además de todas estas anomalías, denuncian que con frecuencia son objeto de represalias por alzar sus voces para expresar sus preocupaciones.

“Hemos trabajado muy duro para servir a los clientes y hacer del Caffe Roma un negocio rentable, pero es injusto que no recibamos un pago justo, descansos y un trato respetuoso. Creemos que su negocio tiene lo que se necesita para sobresalir y tratar bien a los empleados”, indican.

Y advierten que si no tienen respuestas, buscarán acción legal y comunitaria para resolver los problemas que enfrentan los trabajadores.