Trucos de maquillaje para la piel de la tercera edad

Maquilladora artística te dice qué tonos y texturas son los mejores para la piel bien madura
Trucos de maquillaje para la piel de la tercera edad
Hasta para una ocasión festiva, la mujer de la tercera edad puede lucir un rostro fresco e iluminado cuando usa los maquillajes con los tonos correctos para el color de su piel.
Foto: Shutterstock

A medida que la piel va madurando hay que ir modificando las tonalidades de los maquillajes que se usan y los compuestos de los productos de embellecimiento.

La clave para maquillar una piel que sobre pasa los 65 años está en el uso de productos que la hagan lucir radiante, fresca, rejuvenecida”, dice la maquilladora artística Alejandra Barraza, fundadora de la TNT Agency (basada en Chino, California), quien ha tenido sobre sus hombros el maquillaje de reconocidas estrellas y se ha acreditado en varias ocasiones el premio al Mejor Maquillaje y Peinado de los Latin Grammys.

Y para que el maquillaje haga su mágico trabajo, Barraza dice que antes de aplicarlo hay que  hidratar muy bien la piel.

“Mientras más hidratada se vea la piel, más rejuvenecida se va a ver. Por eso es importante prepararla con una buena crema o aceite hidratante antes de empezar a maquillarla. Mi aceite preferido es el Pomegranate seed oil de Lagoon Essentials, que deja la piel lista”, asegura la experta.

Y es que el aceite de semillas de granada (como se le llamaría en español) es de rápida absorción por tener poca densidad y está catalogado para ser usado en todo tipo de piel, ya sean jóvenes o maduras, secas, mixtas o grasas.

Colores y maquillaje

A partir de los 50 y en particular cuando ya se han alcanzado los 70 y 80, conviene siempre usar colores neutros, tendiendo siempre a escoger los más claros.

La base

“Debe ser mate, en un tono lo más parecido posible a la piel que se tiene. El usar colores más oscuros acentuarán más las imperfecciones y arrugas en lugar de taparlas o disimularlas”, dice Barraza.

A la hora de escoger la base es importante seleccionar una que sea líquida o cremosa y, sobre todo, de una consistencia ligera y que ayude también a hidratar la piel.

“En las pieles bien maduras, todos los productos a usar tienen que ser hidratantes”, apunta Barraza. “Así que, por lo mismo, para sellar la base siempre recomiendo usar unos polvos ligeros, como los traslúcidos de Laura Mercier para que no se marquen las arrugas”.

Los pómulos

“Para esta área del rostro recomiendo resaltar los pómulos con un bronceador mate, como es el caso del Hoola de Benefit, y usar un rubor color durazno en las mejillas, ya que es importante la aplicación correcta del tomo del bronceador y rubor para que nos de la apariencia visual de un ‘facelift’”, agrega la entrevistada.

El rubor debe aplicarse con una brocha, en movimientos ascendentes y en una cantidad más bien escasa para que no marque las arrugas.

También es importante iluminar un poco la piel con un iluminador para que se vea más hidratada.

Las cejas

A la hora de pintar las cejas, la recomendación es “marcar su arco un poco más alto para levantarlas y de esta manera levantar los párpados”.

También, en el caso que no estén tan pobladas, resulta importante maquillarlas con un lápiz de cejas claro, ya que si se usa uno oscuro se endurece la mirada y se agrega edad.

Los ojos

En cuanto a sombras, al igual que las bases, se recomienda usar solo colores mate. “Ya que los colores nacarados resaltarán más las arrugas que se tengan en los párpados móviles”.

El delineado

A partir de los 60 se recomienda delinear los ojos con lápiz o gel en un tono más bien marrón que negro, creando una ‘cola de gato’ corta para abrirlos y reforzar el efecto de subir el párpado y darle luz a la mirada.

Las pestañas

Por lo regular, después de los 70 la pestañas pueden escasear y si se desea usar pestañas postizas estas no se deben colocar completas sino hay que cortarlas y ubicarlas solo en las esquinas para seguir con el truco de abrir los ojos.

De no querer usar las potizas, entonces las naturales se deben pintar con un rímel que tengan un cepillo de cerdas cortas y delgadas para que las pestañas queden bien pintadas y separadas.

La boca

Los labios deben delinearse, marcando el contorno justo sobre el borde donde comienza cada labio, para luego rellenar el resto con el labial a usar.

“Con la edad se van adelgazando los labios, entonces es importante delinearlos por fuera para rellenarlos y darles bonita forma” recalca Barraza. “El labial, ya sea de barra o líquido, debe ser de textura mate debido a que si se usa uno muy cremoso éste puede correrse a lo largo de las arrugas o surcos que se tengan en el labio superior e inferior o alrededor del surco de la boca”.

En cuanto a la tonalidad, deben evitarse los violetas y marrones oscuros ya que se nota más si se corre.

“Para maquillar a Ana Rabe (en las fotos anexas, de antes y después), de 81 años de edad y residente de Los Angeles, California, use el color ‘allure’ de los labiales líquidos de Girlactik, que da una apariencia juvenil, ilumina el rostro y suaviza las facciones”, concluye Barraza.

Ana Rabe, de 81 años y residente de Los Angeles, California, antes y después de ser maquillada con los trucos de la experta./Cortesía TNT Agency