Biblioteca de Boyle Heights celebra 8 años leyendo con la comunidad

Biblioteca de Boyle Heights celebra 8 años leyendo con la comunidad
Biblioteca de Boyle Heights celebra 8 años leyendo con la comunidad
Marilyn, de dos añitos, ya sabe del amor por los libros.

¿Quieres leer? Te presto un libro.

Bajo esta simple premisa, Libros Schmibros de Boyle Heights ha estado compartiendo libros con la comunidad desde 2010. En estos ocho años, la biblioteca, ubicada frente a la Estación Mariachi Plaza de la línea dorada de Metro, ha recibido a 17,600 miembros lectores, y puesto 20,000 libros en circulación.

La idea de compartir libros con la comunidad nació de David Kipen, excrítico de libros del San Francisco Chronicle, “critic-at-large” de Los Angeles Times, y profesor de UCLA.

Cuando Kipen regresó de Washington, donde trabajó como director literario para la Fundación Nacional para las artes (National Endowment for the Arts) hizo de Boyle Heights su hogar.

Cuando llegué por primera vez a Boyle Heights, me enamoré del lugar”, compartió Kipen.

La biblioteca Benjamin Franklin de Boyle Heights estaba cerrada los lunes por reparaciones, y fue entonces que Kipen decidió desempacar sus libros que estaban en un depósito y compartirlos con sus vecinos para que tengan algo para leer esos días.

“En la tradición judía, le agregan la sílaba “Schm” a algunas palabras para darle cierta familiaridad, fue así que nació ‘Libros Shmibros’”, explicó.

De Cervantes, a Galeano, a García Márquez, la biblioteca ofrece libros en español, o en inglés, pero de autores hispanos, que no siempre son fáciles de conseguir, a pesar del alto porcentaje de hispanos que vive en Los Ángeles.

No hay muchos libros en español en LA, y a veces se hace difícil encontrar ciertos autores”, expresó Cuauhtemoc Hernández, quien desde el comienzo del proyecto trabajó como voluntario y hoy es parte del personal de Schmibros.

Hernández, quien cursó Estudios Latinoamericanos en Pasadena City College, recordó cómo conoció a Kipen. “Iba caminando, buscando libros de poesía y encontré el lugar. Veia a David trabajar, mientras yo leía sus libros y quise ayudar”.

De izq. a derecha, Ana Alvarenga, Cuauhtemoc Hernández, Chris Ortega y David Kipen.

¿Cómo funciona?

Encontrar buenos libros en español y poder leerlos de forma gratuita es simple.

Los lectores interesados dan, su nombre, e información básica y se convierten en miembros de la biblioteca. Con la membresía también reciben un libro gratis de su elección, que pueden quedarse. A partir de ese momento, pueden pedir libros prestados y devolverlos al terminar de leer.

La biblioteca se basa en donaciones de libros y también compran libros o colecciones para prestar a sus miembros.

Cada semana un grupo de padres se reúne para leer.

Por amor a los libros

“Nunca antes había visto un lugar así. ¿Libros gratis? Me encantó el proyecto”, comentó Chris Ortega, un estudiante de Library Sciences que comenzó como voluntario en 2005 y ahora es parte del personal, junto a Hernández. Uno de los proyectos de Ortega es aumentar la colección de novelas gráficas de la biblioteca.

El amor a los libros también resultó en varios proyectos comunitarios de promoción de lectura, como el de Ana Alvarenga, madre y organizadora que comenzó un círculo de lectura para padres de la escuela Theodore Roosevelt Senior High School.

Cada semana, los padres se reúnen en Libros Schmibros para leer un libro que eligen juntos.

“Este es un libro que gusta mucho, con texto en español e inglés”, indicó Alvarenga, mostrando una colección de cuentos de renombrados autores hispanos. Alvarenga explicó que la iniciativa nació del deseo de apoyar a los estudiantes, que, al ver a sus padres leer, sienten un mayor interés por la lectura.
La biblioteca también publicó colecciones de cuentos y poemas de los estudiantes. Otro de los muchos proyectos es comenzar a mostrar películas bilingües, basadas en las historias de grandes autores.

“¿Por qué lo hacemos?” Lo hacemos por Marilyn y por tantos niños, para despertar su creatividad, para que ella y otros niños puedan escribir los nuevos libros de su generación”, aseguró Kipen, refiriéndose a la hijita de Alvarenga, de dos años edad, que se entretenía mirando libros de niños, durante la entrevista.

Libros Schmibros cuenta con el apoyo de la Fundación Durfee, la Fundación de la familia Roth y de la familia Rosenthal y está patrocinado fiscalmente por Community Partners.

La biblioteca celebra su aniversario este mes.

Están todos invitados

El próximo domingo 29 de julio están todos invitados a celebrar el aniversario de Libros Schmibros.
La biblioteca está abierta de miércoles a domingos de 12:00 p.m. a 6:00 p.m.
Para más información, puedes visitar https://www.librosschmibros.org/