Una hora que puede convertirte en héroe

Tu donación de sangre puede ayudar a salvar hasta tres vidas
Una hora que puede convertirte en héroe
Uno puede donar cada 56 días y la sangre caduca después de 42 días, dice la Cruz Roja. / foto: shutterstock.

En ocasiones el miedo a piquete de la aguja espanta a quienes tienen la intención de acudir a donar sangre. Pero no es solo temor al dolor sino a los mitos que existen alrededor de ello.

“[Hace tiempo] Mi mamá nos decía que mis hermanas y yo no calificábamos para donar porque éramos muy delgadas… O que nos podía dar anemia o dejarnos débiles”, cuenta Irma Duarte, hoy de 53 años de edad.

La originaria de Chihuahua, México, agrega que muchos latinos crecemos con ese mito de que en vez de hacer el bien, donar sangre puede ser dañino para el cuerpo. Ahora su visión del tema es diferente.

“Cuando llegué a Estados Unidos me puse a leer sobre el tema y descubrí que donar sangre es beneficioso y ayuda a salvar vidas… Además el cuerpo genera sangre nueva”, dice.

Desde ese momento se ha animado a donar sangre más de cuatro veces. “Es algo que yo tengo y que no me cuesta dar. Es una ganancia doble porque te sientes bien en el espíritu y ayudas a los demás”, agrega Duarte, quien dice que el proceso de donación es rápido.

En ello coincide Christine Welch, vocera de la Cruz Roja, quien indicó para La Opinión que todo el proceso puede durar como máximo una hora pero que la extracción de sangre en sí se da “entre siete a 10 minutos”.

El portal web de la entidad indica que al llegar a un centro de donación te van a pedir una identificación con foto, que puede ser una licencia de conducir, un pasaporte, una identificación militar, una tarjeta de residencia o una tarjeta de donante de sangre (esto último en caso de que tengas una).

Luego deberás responder a un cuestionario breve sobre tu historial médico, te tomarán la temperatura y el pulso. Tras comprobar que eres una persona elegible pasan a sustraer la sangre.

Al pasar la donación, debes reposar al menos 15 minutos antes de seguir con tus actividades normales.

“Las personas pueden donar desde los 16 años, pero a esa edad se necesita consentimiento de los padres, desde los 17 años adelante ya no”, dice Welch.

El verano, señala, es una época difícil para la recolección de sangre debido a que las personas se encuentran de vacaciones. “El 20% de donantes vienen de secundarias o universidades”, dice.

También dio a conocer que el tipo de sangre más difícil, pero necesaria, de hallar es la O- (o universal). Esta se puede colocar en cualquier grupo de personas y normalmente se usa en las salas de emergencia. “Solo la tiene el 7% de la población”.

¿Qué hacer después de donar sangre?

Tras hacer tu donación, normalmente te ofrecen jugo y galletas en el lugar pero luego de ello la Cruz Roja emite las siguientes recomendaciones:

  • Bebe al menos cuatro vasos extra, de ocho onzas, del agua que normalmente consumes durante el día.
  • Mantén el vendaje puesto y seco durante cinco horas.
  • Evita levantar objetos pesados o hacer ejercicios intensos.
  • No pasa siempre pero si te sientes mareado, acuéstate un momento y levanta los pies.
  • Puedes añadir alimentos ricos en hierro a tu dieta normal como: lentejas, hígado, morcilla, berro, espinacas, avena, almendras, pistachos, entre otros.