Familia de Anthony Ávalos pide investigación criminal para DCFS

La madre y el novio de ésta están tras las rejas acusados de torturar hasta la muerte al niño

Sin poder contener las lágrimas, Víctor Ávalos recordó las múltiples ocasiones que se comunicó con su hijo Anthony por video llamadas, notando que algo no estaba bien.

“Una vez que hablé con él le pregunté que cómo estaba y cómo la madre estaba con él; solo agachaba la cabeza y no me contestaba las preguntas”, dijo el hombre dee 30 años. “Jamás me imaginé que ella le iba a hacer algo”.

Desafortunadamente el 20 de Junio, el niño de 10 años fue llevado de emergencia al hospital en Lancaster, al norte de Los Ángeles. Su madre, Heather Barrón, dijo que el menor se había caído y se golpeó la cabeza. Un día después Anthony falleció.

Barrón y su novio Kareem Leiva están tras las rejas después que se descubriera que en realidad Anthony había sido torturado hasta la muerte. Su cuerpo mostraba quemaduras de cigarro, así como moretes y señales de auo.

Un grupo de familiares y amigos se reunieron el martes por la mañana frente al edificio del Departamento de Servicios para Niños y Familias (DCFS) el condado de Los Ángeles, pidiendo justicia por Anthony y otros niños que dicen han muerto a causa de la negligencia de la agencia.

“Quiero que se aclaren las cosas y que pase lo que tenga que pasar [con los trabajadores sociales]. Quiero que se haga justicia”, dijo Víctor.

Victor Ávalos y María Barrón no pudieron contener las lágrimas al recordar a Anthony. (Jacqueline García)

Negligencia

Su abogado, Brian Claypool, dijo que documentos oficiales demuestran que de marzo del 2013 al 21 de junio del 2018—fecha de la muerte de Anthony—trabajadores sociales de DCFS investigaron 18 veces el hogar del menor.

“DCFS recibió 88 reclamos de abuso involucrando a Anthony y sus [seis] hermanitos. Nunca había visto tantas banderas rojas antes de llegar a la muerte de un niño”, dijo Claypool.

Agregó que un total de 15 reclamos de abuso a menores fueron justificados. Tres de ellos involucraron acusaciones de “abuso sexual” y en otros 15 reclamos de abuso, el DCFS omitió escribir el resultado de la alegación específica de abuso.

Claypool dijo que incluso en uno de los documentos que llenaron los trabajadores sociales tras la visita al hogar de Anthony marcaron la línea donde dice que “El cuidador es incapaz/no esta dispuesto a cuidar del niño”. No obstante, DCFS no removió a los niños tras esta información.

Los siete niños involucrados son hijos de Barrón con cuatro padres diferentes. Los tres menores son hijos de Leyva, dijeron familiares de Anthony.

Anthony Ávalos murió por un severo traumatismo de cráneo.

“Los trabajadores sociales del condado de Los Ángeles tenían masivas banderas rojas que mostraban que los niños estaban siendo abusados”, dijo Claypool. “Una investigación civil no es suficiente. Estamos haciendo un llamado para que se realice una investigación criminal”.

Los tíos de Anthony, María y David Barrón, dijeron que en el 2015 ellos tuvieron la custodia temporal de Anthony y tres de sus hermanitos.

“Mientras estuvieron con nosotros ellos tenían una asistencia perfecta en la escuela y estaban bien”, dijo María.

Dos semanas después DCFS se los llevó de nuevo con su madre.

“Llamamos al Sheriff para reportar el caso, llamamos al servicio de niños y nos dijeron que no podíamos hacer nada porque no éramos los padres biológicos”, dijo David, hermano de Heather Barrón, quien tampoco pudo contener las lágrimas al recordar esos momentos.

David y María dijeron que con la llegada de Leyva a la vida de Barrón, las cosas se complicaron y perdieron comunicación con el niño por completo desde el 2015.

“Mis hijos van a la misma escuela que Anthony y él les había dicho que ya no podía hablar con ellos porque su mama dijo que ya no eran primos”, dijo María sin poder ocultar su dolor.

Victor Avalos (izq.) padre de Anthony Ávalos, junto a María y David Barrón. (Jacqueline García)

Una situación similar le ocurrió a Víctor.

Poco después de haberse separado de Barrón cuando Anthony tenía apenas unos meses de nacido, el padre dijo que se le hizo casi imposible visitar a su hijo. “Cuando lo quería ver [Barrón] me decía que estaba fuera de la ciudad y que regresaba en tres días o que no podía ver a mi hijo”, contó. “Y cuando quería ver si lo podía tener conmigo ella me decía que no lo intentara porque yo no tenía derechos en este país”, añadió sin proveer detalles específicos de su situación migratoria.

En el 2009 Víctor decidió regresar voluntariamente a México y desde entonces se comunicaba con Anthony por teléfono o video llamadas.

Los familiares de Anthony dijeron que están preocupados por sus hermanitos, ya que desde su muerte han estado bajo custodia de DCFS.

“Nos preocupan, pero esperamos que estén con familias que los cuiden bien antes de entregarlos a familiares”, dijo Claypool.

En un comunicado, DCFS dijo que están haciendo todo lo posible por cooperar con las autoridades en el caso de Anthony.

“A medida que nuestro departamento lamenta la muerte sin sentido de Anthony Ávalos, mi enfoque principal esta en la revisión exhaustiva y de principio a fin que se está llevando a cabo para determinar exactamente qué sucedió y qué debe suceder para salvaguardar las vidas inocentes de ahora en adelante”, dijo Bobby Cagle, director de DCFS.

El funeral de Anthony esta pautado para este fin de semana.