Aprueban disminuir la matrícula en Universidades de California

El recorte será efectivo para el año escolar 2018-19
Aprueban disminuir la matrícula en Universidades de California
Joshua Erazo, de 21 años, se opone al incremento de matricula en el sistema UC. (Suministrada)

Para estudiantes como Joshua Erazo, de 21 años, pensar que su colegiatura podía incrementar lo tenía preocupado.

“Yo trabajo de 20 a 24 horas por semana y tengo que pensar la mitad del tiempo en la escuela y la mitad de tiempo en el trabajo”, dijo el estudiante de la Universidad de California, Irvine.

No obstante, Erazo será hoy uno de casi 300,000 estudiantes del sistema UC que recibirán un pequeño, pero significativo alivio en gastos a partir del próximo año.

Y es que la junta directiva de la UC votó este jueves por el presupuesto 2018-19 que aprueba una disminución de la matrícula en 60 dólares.

Esta es la primera vez en casi dos décadas que las tarifas bajarían de un año a otro. Actualmente los estudiantes pagan alrededor de 12,570 dólares anuales por colegiatura y servicios estudiantiles.

Pedido para estudiantes

Hace unos meses cuando se propuso incrementar la colegiatura el gobernador del Estado Dorado, Jerry Brown, envió una carta por correo electrónico a la junta de regentes diciendo que el voto —planeado en un inicio para mayo de 2018— era prematuro y los instó a que se enfoquen en reducir los costos de la estructura del sistema “en lugar de incrementar el costo financiero en los estudiantes”.

En aquel momento, la portavoz del UC, Claire Doan, dijo en un comunicado que los ingresos adicionales ayudarían a contratar más docentes, ofrecer más cursos, mejorar la tecnología, proporcionar más asesoramiento y tutoría a los estudiantes y apoyar otras prioridades para los centros educativos.

Sin embargo, la legislatura y el gobernador Brown lograron asegurar un aumento en el del presupuesto estatal de 98 millones de dólares.

También se agregaron otros 249 millones en financiamiento único, para ayudar a inscribir a 2,000 estudiantes más de California este otoño, cubrir los aumentos de empleados y hacer frente a una acumulación de mantenimiento, entre otros gastos.

La disminución proviene de la eliminación de un recargo de 60 dólares que la universidad impuso en el otoño de 2007, y que se extendió en 2013, para pagar casi 100 millones de dólares por daños y perjuicios de dos demandas colectivas relacionadas con el aumento de honorarios en estudiantes graduados en medio de un semestre.

En un documento presentado antes de la reunión, la UC dijo que “habrá recuperado casi todos los daños” para el otoño de 2018.

Este sería un pequeño alivio para Erazo quien en su cuarto año de universidad ya ha acumulado 35,000 dólares en préstamos.

“Yo no recibo ayuda de mis padres quienes son inmigrantes y tengo que costear todos mis gastos. Incluso ayudo a mi mamá [financieramente]”, aseveró el estudiante de periodismo y ciencias políticas.

Erazo señaló que la junta de regentes debería de poner más atención al salario que recibe el canciller, el cual proviene en parte del costo total de la universidad.

“Si ven en qué se fijan [los regentes], no es el mismo interés”, aseveró Erazo, quien dijo que en su opinión el aumento solo es para los funcionarios y no para el beneficio de los estudiantes.