Franquicias podrían estar previniendo mejores salarios a sus empleados

Sus contratos de trabajo tienen cláusulas donde acuerdan no contratar empleados que laboren en otra franquicia
Franquicias podrían estar previniendo mejores salarios a sus empleados
Un restaurante de Burger King en Victorville, California.

El Fiscal General de California, Xavier Becerra se unió a un esfuerzo multiestatal dirigido por el Estado de Massachusetts para solicitar y revisar información sobre las políticas de “no furtividad o robo” de empleados adoptadas e implementadas por corporaciones de franquicias en sus acuerdos con sus franquiciados.

Según estos acuerdos, un operador de franquicia se compromete contractualmente a no contratar o solicitar a los empleados de otro operador de franquicia. Como resultado, los trabajadores con bajos salarios no pueden buscar mejores salarios y beneficios yendo a trabajar para una franquicia competidora.

En una carta enviada a ocho establecimientos de comida rápida y restaurantes informales, los estados solicitan información adicional sobre el uso de estos acuerdos. Estos son Arby’s, Burger King, Dunkin ‘Donuts, Five Guys Burgers and Fries, Little Caesars, Panera Bread, Popeyes Louisiana Kitchen y Wendy’s.

La carta solicita a estos restaurantes que proporcionen información que incluya copias de los acuerdos de franquicia y las comunicaciones relacionadas con las cláusulas de no furtividad antes del 6 de agosto de 2018.

De acuerdo con la carta, el 58% de los principales operadores de franquicias tienen cláusulas de no furtividad en sus acuerdos de franquicia. El número es aún mayor, del 80%, para los franquiciadores de comida rápida.

Los defensores de los trabajadores argumentan que estas disposiciones han llevado a un crecimiento persistentemente bajo de los salarios y son de naturaleza anticompetitiva.

El fiscal Becerra dijo que California es la quinta economía más grande del mundo debido a la sólida fuerza laboral.

“Los acuerdos de no furtividad limitan el crecimiento de personas talentosas en la fuerza de trabajo y, como resultado, limitan el potencial económico de nuestro estado”, dijo el fiscal Becerra en un comunicado. “Estos acuerdos amplían el desequilibrio de poder entre el empleado y el empleador. Para asegurar que la competencia prospere en nuestro estado, debemos asegurarnos de que las franquicias no utilicen estos acuerdos”.

Los acuerdos de “no furtividad” se incluyen rutinariamente en los acuerdos de franquicia para muchas comidas rápidas y restaurantes de comida rápida informal. Los trabajadores generalmente no saben que su empleador cuenta con dicho acuerdo. Estas disposiciones también se conocen como acuerdos de “no competencia para empleados”, “sin solicitud”, “sin licencia”, “sin contrato” o “sin cambio”. Los acuerdos que contienen estas disposiciones en última instancia, restringen la capacidad del franquiciado de reclutar o contratar empleados de una franquicia a otra. También disminuyen la capacidad de un empleado para buscar un nuevo trabajo y ganar salarios más altos.