Varios vecinos de Westlake protestan por el alza de renta

Residentes simulan un campamento de desamparados y alegan que quedarán en la calle porque no pueden pagar; la dueña indica que la subida va a la par con otros precios de vivienda
Varios vecinos de Westlake protestan por el alza de renta
Los residentes colocaron tiendas de campaña para protestar. /fotos: suministradas.

Luis Herrera está preocupado por saber si permanecerá en su apartamento de una recámara en el área de Westlake debido al alto aumento de alquiler que indica haber recibido a principio de año.

“El año pasado me subieron 100 dólares y este año me mandaron la carta de un aumento de 255 dólares”,
expresó.

El hombre de 38 años de edad vive con su padre, de 81 años, y dijo que actualmente paga poco más de 1,000 dólares de renta pero con el aumento propuesto ambos se verían en graves problemas.

“Mi papá es paciente de diálisis. Para mí no es muy fácil mudarme a otro lugar porque el centro de diálisis y el hospital nos quedan a dos millas”, dijo Herrera. “Yo trabajo cerca del apartamento y si tengo que llevar a mi papá pido permiso [en el trabajo] y lo llevo. Él esta muy enfermo”, aseveró.

Agregó que cuando recibió la notificación acerca del alza de su alquiler consideró buscar otro apartamento pero los alquileres están tan caros que un apartamento de una recámara en la misma área se acerca o sobrepasa los 2,000 dólares mensuales.

Una situación similar enfrenta Ana Zepeda, quien es madre soltera de tres y ha vivido en su apartamento por los últimos nueve años.

Señaló que la localidad es perfecta para ella y sus hijos puesto que tiene parques, transporte, escuelas, albercas y programas comunitarios todo a unas cuadras de distancia de su hogar.

“Yo no tengo carro y hasta para ir al trabajo me voy caminando. Son unos 20 minutos”, dijo Zepeda, de 35 años.
Hasta finales del año pasado ella alquilaba su apartamento de una recámara por 1,045 dólares y este año -dijo- le aumentaron a 1,303 dólares mensuales.

Ana Zepeda (al frente con altavoz) junto a un grupo de inquilinos protestan el alza de alquiler en Los Ángeles. (Suministrada)

“Fui con el manager y le dije que este incremento era demasiado pero solo me dijo que era algo nuevo de la compañía”, contó la mujer con preocupación.

“Yo gano 751 dólares cada dos semanas. Mis dos cheques se van casi completos para la renta. Yo quisiera llevar a mis hijos a Disneyland o a campamentos pero no me alcanza”.

Herrera y Zepeda son parte de un grupo de inquilinos de 87 apartamentos de los edificios 131, 143 y 171 de la calle Burlington que decidió ponerse en “huelga” de renta desde abril en protesta por lo que ellos consoderan como aumentos excesivos.

Ambos concuerdan que el aumento es ilógico puesto que el edificio está en muy malas condiciones y la dueña no hace nada por arreglarlo. Problemas como la plomería, insectos y suciedad es lo que enfrentan día a día, indicaron.

Ayer por la tarde, la mayor parte del grupo de inquilinos —llamado Burlington Unidos— levantaron carpas de campaña frente a sus edificios y nombraron simbólicamente al lugar como “Ehrlich Town”, usando el apellido de Lisa Ehrlich, propietaria de los edificios.

“Este movimiento pretende crear conciencia de que si aumentan la renta muchas familias podrían quedar indigentes”, dijo Jacob Woocher, organizador de la Union de inquilinos de LA.

“Estos inquilinos son muy valientes al arriesgar sus propios sustentos de vida para venir y decir ‘basta al incremento de la renta’”.